Sobre el aborto legal, Ñáñez reafirmó que es “suprimir una vida humana”

Córdoba (9/7/18). El arzobispo de Córdoba, Carlos Ñáñez, se refirió al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que será puesto a debate en el Senado de la Nación. Al reconocer que el diálogo con el Gobierno nacional atraviesa una etapa de dificultad por este tema, monseñor Náñez cuestionó que no se haya planteado en el marco de las elecciones.

El titular de la Iglesia de Córdoba afirmó que el aborto implica “suprimir una vida humana”. En ese sentido, destacó que desde la concepción existe una vida.  

De esta manera, el arzobispo de Córdoba, rechazó la sanción de una ley de aborto legal. Asimismo, le cuestionó al Gobierno de Macri el no haber puesto este asunto a consideración de los ciudadanos durante el proceso electoral. 

En cuanto al debate de dicha iniciativa que arrancará este semana en la Cámara alta del Congreso, Ñáñez  advirtió sobre el accionar de los parlamentarios nacionales que “cada uno obra conforme a su conciencia“.

No obstante, pidió a los senadores “escuchar el sentir de la gente que se ha manifestado masivamente a favor de la vida”. 

Al ser consultado por la prensa sobre este tema, en el marco de la celebración del Día de la Independencia que realizó el Gobierno provincial en el Centro Cívico,  Ñáñez aseguró: “Lo dice la genética, lo dice la biología, lo dice la medicina hoy, que desde la concepción, hay una vida humana. Entonces es suprimir una vida humana“.

El arzobispo reconoció que el diálogo con el Gobierno nacional no atraviesa por un buen momento debido a este tema, pero aclaró que “no es por motivo religioso”, sino no por no haber planteado el asunto como parte de las propuestas en la campaña electoral.

“Este tema no fue puesto en discusión en la perspectiva de las elecciones, porque entonces los ciudadanos podrían haber dado su opinión conforme a una propuesta, salvo alguna expresión más minoritaria, no se expuso en consideración este tema”, manifestó. 

Por último, Ñáñez reafirmó la crítica al actual Gobierno nacional sosteniendo que hubo un “ocultamiento de un tema que después salió a la luz“.