Desde Córdoba, Carrió afirmó que Cambiemos no se rompe y va a ganar en 2019

“Entre unos que me putean y otro que me regala un chivo, me quedo con el que me regala un chivo”, afirmó Carrió ayer en Jesús María junto al legislador radical, Carlos Ciprián.

Córdoba/País (12/7/18). Tras su pelea con el radicalismo, la líder de la Caolición Cívica aseguró que “Cambiemos está firme y no se va a romper”.

De esta manera, la diputada Elisa Carrió salió a bajarle el tono a los cruces que protagonizó con la dirigencia radical, que incluyó al titular de la UCR nacional, el gobernador Alfredo Cornejo. 

Desde la provincia mediterránea, donde despliega su agenda de reuniones por estos días,  la cofundadora de la coalición oficialista afirmó este jueves que la alianza “Cambiemos está firme y no se va a romper”, luego de varios días de tensión interna a raíz de sus comentarios que apuntaron de lleno a sus socios radicales. 

En cuanto a la situación económica, la diputada por la Ciudad de Buenos Aires advirtió que el país tiene “meses difíciles por delante”, pero consideró que el oficialismo va a “ganar el año que viene”.

“Tenemos meses difíciles por delante, pero no tenemos que aflojar para que podamos consolidar la República. Cambiemos está firme y no se va a romper, vamos a seguir peleando para ganar el año que viene e ir hacia años de crecimiento y prosperidad”, remarcó Carrió. 

El mensaje de la legisladora de la Coalición Cívica se interpretó como un intento de descomprimir la presión que sus dichos generaron dentro de Cambiemos en los últimos días.

Este miércoles, Carrió aseguró que “algunos nunca supieron lo que es ser radical y ahora se enojan” con ella, al tiempo que apuntó a los dirigentes que esta semana cenaron con Macri en la Quinta de Olivos y dijo que “les encanta sacarse fotos”, consignó NA. 

Cabe recordar que los cruces se originaron la semana pasada, cuando la diputada, desde Entre Ríos, chicaneó a los radicales con una “vieja broma”. Carrió sostuvo que los maneja “desde afuera” y que ése era su “castigo por misóginos”.

La contraofensiva  de la plana mayor de la UCR, encabezada por el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, no tardó en llegar. “Somos un partido político nacional (…) no un proyecto personal, ni un liderazgo mesiánico“, le respondieron a Carrió en un duro pronunciamiento.

La parlamentaria devolvió el golpe y le apuntó directo a Cornejo: “No recordás la broma porque estabas con el kirchnerismo”. (Ver nota:  Por el duro pronunciamiento de la UCR, Carrió chicaneó a Cornejo).