Tras la “tormenta económica”, Cambiemos retoma los timbreos y Macri apuesta a las videollamadas

País (14/7/18). Dirigentes políticos de Cambiemos volverán a la calle con los clásicos timbreos, después de la corrida cambiaria, aunque el malhumor social persiste y se refleja en las encuestas. Por su parte, Macri estrenó esta semana una nueva modalidad virtual de contacto con la gente.

El Gobierno, por iniciativa del jefe de Gabinete Marcos Peña, volverá a la calle para realizar los timbreos nacionales, una marca registrada de la gestión de Mauricio Macri.  Habían quedado suspendidos por más de dos meses, con la idea inicial de esperar hasta que pase la “tormenta económica” desatada en abril.

El próximo timbreo nacional se realizará el sábado 28 de julio, setenta días después de la última visita, casa por casa y barrio por barrio, de los principales referentes de los distintos partidos que integran la coalición oficialista.

Cabe recordar que el último timbreo fue el sábado 19 de mayo, cuando el Presidente fue al barrio porteño de Devoto, históricamente dominado por el macrismo, junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Nadie sabe a dónde irá el Presidente en el retorno de los timbreos, un destino que se definirá sobre la fecha, según afirmaron en Casa Rosada, y que siempre se mantiene en secreto.

En el marco del nuevo operativo bajo esta modalidad que caracteriza a Cambiemos, el partido amarillo comenzó a prepararse para afrontar la calle, con el apoyo de radicales y seguidores de Elisa Carrió. “Hay que volver a la calle. Si hay alguna reacción negativa es parte de la realidad, pero también es una oportunidad de poner la cara y estar con la gente“, afirmó Morales, secretario de voluntariado y movilización de PRO, a La Nación.

“Más que nunca, hay que salir”, es el mensaje que transmiten cerca del jefe de Gabinete, convencido de la necesidad de “explicar” la crisis, que el Presidente atribuyó en el acto por el 9 de Julio a factores externos, la herencia kirchnerista y “temas de nuestra propia gestión”.

Más allá de adhesión de los equipos de la gobernadora María Eugenia Vidal y de Rodríguez Larreta, muchos ven riesgos en la movida, que como sistema “se está revisando” de cara al futuro, porque -según explican cerca del jefe de Gabinete-, “perdió espontaneidad y se convirtió en una sesión de fotos de dirigentes, más que en un contacto real”.

Videollamadas 

En medio de un creciente malhumor social por la situación económica, que se refleja en todas las encuestas, el presidente Mauricio Macri estrenó esta semana una nueva modalidad de contacto con ciudadanos a través de videollamadas, aunque en el Gobierno aclaran que esa herramienta no reemplazará a los timbreos del mandatario.

“Si querés que hablemos en vivo por Instagram, dejá un comentario que diga `Yo quiero hablar´. Vamos a leer todos los que lleguen. ¡Hablamos pronto!”, escribió el mandatario el pasado miércoles en su cuenta de esa red social.

Junto al mensaje, el jefe de Estado publicó un video en el que se recopilaban distintas videollamadas hechas a través de esa modalidad.

La convocatoria se da en medio de la “tormenta económica” que afectó la imagen del Gobierno y, principalmente, la del líder del PRO: incluso, los encuestadores registraron que los números que venía teniendo la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, también sintieron el impacto. (Radio Mitre, NA y Redacción)