Dato que preocupa: el 74% de los comerciantes presentó problemas en su cadena de pagos

Córdoba (16/7/18). El dato surge de la encuesta realizada por el Departamento de Estadística de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) que consultó a directivos y representantes de las 65 entidades miembros. Además del estado de la cadena de pagos del sector comercial y de servicios de la Provincia, el relevamiento también presenta una caída de las expectativas de los empresarios ante el contexto económico del país.

El 74,7% de los empresarios del sector comercial y de servicios de la provincia de Córdoba, aseguró haber sufrido algún tipo de problemas en su cadena de pagos en el último trimestre del 2018.

Los problemas recurrentes de la economía, sumada a la incertidumbre sobre el rumbo de las políticas económicas y el impacto que esto puede generar sobre la actividad, crean un clima que no resulta propicio para el normal desenvolvimiento del sector y sus actores, advierte el estudio de la entidad comercial.

Al ser consultados sobre el principal problema identificado en la cadena de pagos, el 51% de los empresarios respondió que fue la falta de liquidez en general; en segundo orden, la demora en los plazos de pago a proveedores con un 25% de las respuestas y un 15% indicó que los cheques no pagados por los clientes.

En forma complementaria, se citaron otros factores como: el atraso en las cuentas corrientes de los clientes en general y que los tiempos de pagos se extendieron con mayor plazo de lo habitual, debiendo soportar el comerciante, con sus propias acreencias, las obligaciones puntuales para con los proveedores.

Los entrevistados respondieron que el principal problema que genera distorsión en la cadena de pagos, se atribuye a la pérdida de rentabilidad del sector comercial y de servicios, con un 48% de las respuestas, seguido por el encarecimiento de los insumos con el 31%, y finalmente la incertidumbre y falta de confianza en la economía de nuestro país con el 17%.

“Los empresarios entienden que se está produciendo un sinceramiento en el plano general de la economía nacional, en el cual los servicios de energía, gas, impuestos, tasas y cargas sociales tienen un impacto significativo en la actividad comercial”, explicó el economistas Efraín Molina, responsable del Departamento de Estadísticas.

También se citaron como problemas, la pérdida de poder adquisitivo de los  consumidores a partir del persistente incremento en la tasa de inflación y los elevados costos financieros que deben afrontar en la actualidad.

Expectativas

En cuanto a la evaluación de la  situación de la economía argentina para lo que resta de este año, los directivos del sector comercial citaron en un 46,2% que la situación económica nacional para el segundo semestre será regular, 37,4% considera que será mala, 12,1% muy mala; y solamente un 4,3% considera que será buena.

Se puede apreciar una baja en las expectativas respecto al mes de junio pasado, dado que el 44,8% de los empresarios consideraba que la situación para el resto del año 2018 sería regular y el 26,9% consideraba que sería mala.

Por último, en el análisis de las expectativas de los empresarios sobre la situación de la economía provincial para lo que resta del 2018, el 51,6% considera que será regular; el 29,7% mala y solamente un 11% que será buena.

En el relevamiento del mes de junio, el 44,8% consideraba que la situación sería regular y el 26,9% que sería buena. Lo que se encuentra en sintonía con la caída de las expectativas que se ponen de manifiesto cuando se consulta sobre las perspectivas de la economía del país.