Para Garavano “hubo algún abogado guionando el arrepentimiento” de empresarios

País (11/8/18). El ministro de Justicia de la Nación  puso en duda elementos de las declaraciones de los que se presentaron como “imputados colaboradores” ante el juez Bonadio por la causa de los presuntos sobornos. 

Germán Garavano expresó este sábado que hubo “algún abogado guionando” algunos aspectos de declaraciones de “arrepentidos” en el marco de la causa por presuntas coimas en obras públicas.

“Hubo algún abogado guionando el arrepentimiento de empresarios”, afirmó Garavano, tras poner en duda elementos de declaraciones de hombres de negocios que se presentaron como “imputados colaboradores” ante el juez federal Claudio Bonadio.

El ministro señaló que el Gobierno nacional apuntará a que haya un “juicio oral pronto” y que puedan dilucidarse todos los detalles de la causa.

En declaraciones a la radio La Red, el ministro también apuntó contra el exjuez federal Norberto Oyarbide y señaló: “hay otros jueces de la ultima década que fueron designados con afinidad política”.

“El Gobierno anterior trato de coptar a distintos jueces”, enfatizó el titular de la cartera de Justica, al tiempo que destacó que “esta trama de corrupción incluía una pauta de protección judicial con Oyarbide”.

Este viernes, tres nuevos empresarios se sumaron al listado de “arrepentidos” en una jornada cargada de indagatorias por la causa de los cuadernos de las presuntas coimas en los tribunales de Comodoro Py.

Uno de ellos, el expresidente de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner, realizó un aporte clave, al brindar detalles sobre supuestos “retornos” por la concesión de obra pública durante el gobierno kirchnerista, consignó NA. 

Wagner apuntó a De Vido como uno de los organizadores de la asociación ilícita que aceptó coimas de empresas contratistas del Estado.

Confesó que los empresarios aceptaron el plan de Néstor y Cristina Kirchner para cartelizar la obra pública entre 2003 y 2015 a cambio de entregar retornos a Roberto Baratta y José López para que el kirchnerismo pudiera financiar sus campañas.