La eliminación del Fondo Sojero cubre “un cuarto” del ajuste que la Nación les pidió a las provincias

Córdoba (14/8/18). El ministro de Finanzas Osvaldo Giordano señaló que esta medida representa una merma para la Provincia de unos dos mil millones, de los cuales el 30 por ciento ($600 millones) dejarán de percibir los municipios.

El titular de la cartera de Finanzas manifestó que era “previsible” la decisión del Gobierno nacional de eliminar el Fondo Federal Solidario (FFS), popularmente conocido como Fondo Sojero, ante lo cual la Provincia ya había tomado recaudos para aminorar su impacto sobre la inversión en obra pública. El funcionario estimó que la medida representará para Córdoba una merma de recursos de unos dos mil millones de pesos.

“Es una de las medidas que había planteado el Gobierno nacional para la discusión del presupuesto del año 2019 en el cual ha pedido un plan de austeridad de unos 100 mil millones con impacto directo en las provincias. Dentro del menú de alternativas estaba eliminar el fondo sojero, es decir que de esos recursos se apropia la Nación”, explicó el ministro.

Giordano afirmó que “dentro de las medidas, era la que menos resistencia generaba en las provincias, era previsible que iba a pasar, con lo cual el adelantamiento no nos sorprende”. Destacó que implica “un esfuerzo significativo”, ya que con esta decisión se cubre “un cuarto” del ajuste que la Nación pidió, lo que incidirá en la obra pública tanto provincial como municipal.

“Para la Provincia son unos dos mil millones que se dejan de recibir de los cuales el 30%, es decir unos 600 millones, impactan en los municipios”, resumió Giordano, quien destacó que previendo esa situación, Córdoba había decidido “acelerar el acuerdo con los municipios procurado darles fuentes alternativas de financiamiento”.

“A través del acuerdo que firmamos con los municipios estamos creando un canal de financiamiento alternativo para la obra pública. Para nosotros es algo prioritario que los municipios no abandonen sus planes de inversión sino que los mantengan. Que la crisis no resienta este tema, por lo que creemos que van a tener una forma de compensar este impacto”, concluyó Giordano.

El FFS había sido creado en 2009, se integraba con el 30% de lo percibido por derechos de exportación sobre porotos, harina y aceite de soja y estaba destinado a fortalecer obras de infraestructura en provincias y municipios.