Cruce trotskista: Durísima réplica de Salas (PO) a los dichos de Echevarría (MST)

Córdoba (12/11/18). “El MST va de la Sociedad Rural al Kirchnerismo”. Así se pronunció el dirigente del Partido Obrero en el Frente de Izquierda al salirle al cruce a la referente de la Nueva izquierda, quien afirmó que el FIT debe abandonar su «sectarismo». 

Durante un acto, Luciana Echevarría aseguró que “para enfrentar a Macri es necesario construir un gran tercer polo unitario de toda la izquierda y los sectores del kirchnerismo que no acuerdan con la política de entrar al PJ”.

En ese marco, la representante del MST le pidió al FIT que «reflexione» y «abandone su negativa a la unidad, de no hacerlo estará favoreciendo al PJ”, advirtió. (Ver nota:  El MST a favor de “un gran polo unitario” de Izquierda con sectores K). 

La réplica a los dichos de Echevarría no tardó en llegar. El legislador del Partido Obrero en el FIT, Eduardo Salas, no ahorró críticas al accionar político del MST.

«El MST, que se subió al palco de la Sociedad Rural cuando esta cortaba rutas contra la 125, ahora nos propone un Frente que vaya de la izquierda al kirchnerismo, pasando por las variantes centroizquierdistas que todavía queden, para eso sostienen que el ´FIT debe abandonar su sectarismo´», cuestionó.

En ese plano, Salas  aseguró que la fuerza política que representa Echevarría «ofrece a los trabajadores, a las mujeres y a los jóvenes que se la pelean al Gobierno  un plato recalentado que ellos ya probaron y fracasó«.

De esta manera se refirió a la alianza que en su momento selló el MST con Luis Juez  que «fue pilar de la unidad con Macri, con Pino solanas que los abandonó para juntarse con Elisa Carrió», acentuó.

«Como se ve ninguna propuesta innovadora, ratificación de un seguidismo sin perspectiva”, contragolpeó el dirigente del PO, quien calificó de «grave» la propuesta del MST.

Salas rechazó la idea de que el FIT abandone su línea de independencia política que luchó contra los gobiernos de CFK y Macri «para terminar como furgón de cola del kirchnerismo que mantiene a los sindicatos que dirige paralizados frente al plan de guerra de Macri y los gobernadores», enfatizó.