Grababus: Detuvieron a Sorensen y sus dos hijos; y Quinteros va a la Justicia

Córdoba (14/11/18). A la polémica por el servicio que prestaba Grababus y tras ser denunciada por evasión impositiva, en medio de las duras críticas de la oposición, se sumó la escena en el capítulo judicial de la detención de los responsables de la firma que tenía la concesión del servicio del grabado indeleble de autopartes. Por su parte, el legislador Quinteros le confirmó a Agenda 4P que el lunes presentarán la denuncia para que se investigue la responsabilidad de los funcionarios públicos. 

El dueño de la empresa Grababus, Jorge Sorensen, y sus hijos Jorge Alberto y Pablo Alberto, quedaron detenidos, según confirmó a Cadena 3 el fiscal Enrique Gavier, quien ordenó la medida judicial a raíz de la causa por evasión impositiva a la Provincia.

El fiscal justificó la detención de los Sorensen, en el marco de la causa por la cual son culpables de este delito. «En este caso, debido al monto y las penas atribuidas, cabe pronosticar que la pena a aplicar en eventual condena es importante y puede alentar la fuga de los imputados entre otras particularidades que condujo a tomar la decisión que se adoptó», afirmó.

El fiscal de Delitos Complejos halló culpables de evasión impositiva a Jorge Sorensen y sus dos hijos, por la causa que se inició tras la denuncia penal que presentó la Dirección de Rentas.

Los tres son investigados por los delitos de evasión fiscal simple y evasión fiscal agravada reiterada: «Se les aplicó a los tres la responsabilidad de los delitos que conllevan una infracción a la ley penal tributaria», se indicó desde la Justicia.

Cabe recordar que la Provincia tomó la decisión de rescindir el contrato a la compañía que tenía la concesión del servicio del grabado de autopartes a raíz de deudas impositivas por más de 40 millones de pesos. 

El viernes 26 de octubre, a través del decreto 1670/18 publicado en una edición extraordinaria del Boletín Oficial, el Gobierno de Schiaretti rescindió el contrato de concesión del servicio de grabado indeleble de autopartes de autos y motos. 

Con la denuncia penal presentada en la Justicia, la Provincia expresó que la empresa concesionaria habría desviado operaciones comerciales hacia la Cámara de Grabadores de Autopartes, con el presunto objetivo de evadir el pago de impuestos.

Opositor quiere ir más allá

Conocida la noticia de la detención de los Sorensen, el férreo opositor Juan Pablo Quinteros (Frente Cívico-Cambiemos) señaló: «Ya detuvieron a quienes figuran como titulares de la empresa que hacía el ‘Grabado Indeleble de Autopartes'».

A renglón seguido, el parlamentario resaltó: «Esperamos que se siga investigando y caigan también los ‘dueños’ de este negocio que vino a estafar a los cordobeses».

Mediante este mensaje en su perfil de Twitter, el juecista se refirió a la «vista gorda» que hicieron estamentos públicos ante el accionar de Grababus.

En este sentido, Quinteros le confirmó a Agenda 4P que el lunes ingresarán una presentación en la Justicia para que «se investigue la responsabilidad de los funcionarios provinciales».

«Es imposible que no haya habido complicidad en algún estamento donde intervienen funcionarios públicos», enfatizó el opositor, quien remarcó: «Mientras los Sorensen hacían esto, el Gobierno miraba para otro lado, y eso los hace responsable también de esto».