Con el desmarque de Quinteros dando su apoyo, UPC aprobó el adelantamiento de las elecciones CBA

Córdoba (12/12/18). También respaldaron la ley impulsada por el gobernador Schiaretti, los peronistas K, Martín Fresneda y Franco Saillen. Con argumentos distintos, el interbloque Cambiemos y el Frente de Izquierda expresaron su rechazo a la decisión de UPC de volver a modificar el Código Electoral para fijar la fecha electoral.

Tras un picante cruce de acusaciones y chicanas entre oficialistas y opositores, la bancada de Unión por Córdoba (UPC) hizo valer su mayoría para sancionar la ley que adelanta las elecciones provinciales para el 12 de mayo de 2019. 

En su embestida contra la decisión del Ejecutivo provincial, las espadas de Cambiemos -sobre todo radicales- dispararon duras críticas al advertir del «manoseo electoral» que hace UPC para retener el poder.

El juecista Juan Pablo Quinteros se desmarcó del accionar del interbloque, votando con ironía a favor de la norma. Al redoblar la apuesta, el opositor afirmó que con esta ley, «se pone fecha de vencimiento al Gobierno de UPC». Y añadió: «En el 2019 se termina el Gobierno de UPC».

Al sostener el rechazo a la iniciativa oficialista, el legislador Miguel Nicolás cuestionó el «manoseo» de la ley electoral de acuerdo «a la conveniencia» del Gobierno peronista. 

“Por varias razones ahora entendemos porque el gobernador (Juan Schiaretti) tiene miedo de perder, y como último recurso, solo le queda sacar una nueva ley que le traiga el arco de la oposición más cerca, para no errarle. Las mañas no se pierden… las elecciones si. Córdoba quiere un cambio para el 2019”, resaltó.

Su par de bancada, Javier Bee Sellares contabilizó 13 leyes de modificaciones a la ley electoral durante la administración peronista, producidas «por especulación política», señaló.

«Hemos borrado de un plumazo todas las recomendaciones del informe ‘Así No Va Más'» que realizó la Comisión Consultiva de Expertos sobre la Reforma Electoral, enfatizó el parlamentario del riñón mestrista, quien le endilgó a UPC «no interesarle la institucionalidad de esta provincia».

El jefe del bloque UCR, Orlando Arduh, destacó que el espacio político que representa “no va a ser responsable de semejante retroceso institucional, como ya sucedió en abril de este año».

«En los últimos 8 años han modificado más de 10 veces el Código Electoral, y pícaramente en esta oportunidad suspenden el término máximo de anticipación establecido en el artículo 164… artículo que hace unos 8 meses ellos mismos modificaron”, subrayó. 

En tanto, el Frente de Izquierda manifestó su voto en contra del adelantamiento de la fecha de los comicios provinciales con críticas tanto para el Gobierno de Schiaretti como para la administración de Macri. 

Al fundamentar su voto por la negativa, la legisladora Liliana Montero enfatizó: «No puedo acompañar una nueva manipulación de la ley electoral». Mientras que el vecinalista Aurelio García Elorrio consignó su «voto no positivo».

En el peronismo K se exhibió una «grieta» -que puede traer más consecuencias- a la hora de la votación. Los legisladores Martín Fresneda y Franco Saillen apoyaron la ley oficialista y, por su parte, Vilma Chiapello rechazó de plano la decisión adoptada por el líder del PJ cordobés.

En el cierre del debate, el jefe del bloque de UPC, Carlos Gutiérrez, rebatió los planteos opositores, sobre todo las críticas de los parlamentarios radicales. 

En su contragolpe, el schiarettista le pidió a Cambiemos que cambie el «libreto» de oponerse a todo y resuelva su interna, a la cual calificó como «una bolsa de gatos». 

«Lo que no dice Cambiemos es qué quiere para Córdoba», disparó el oficialista, al tiempo que lanzó su ácida ironía: «¿Qué le proponen a los cordobeses el modelo de Ramoncito en la Capital?».

Gutiérrez confió en que con las propuestas reflejadas en programas que están en marcha y que apuntan al «progreso» de Córdoba, los ciudadanos volverán a elegir a Unión por Córdoba para continuar en el Gobierno en el 2019.