«A mi me constan», dijo Carrió, quien se mostró preocupada por las amenazas a Highton de Nolasco

Los cinco ministros de la Corte Suprema encabezaron este martes el brindis de fin de año
ante más de 450 empleados

País (21/12/18). La líder de la Coalición Cívica hizo alusión a una nota del columnista de La Nación Carlos Pagni, quien mencionó supuestas amenazas del ex presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, a la ministra del máximo tribunal de Justicia.

La diputada y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, afirmó a través de un mensaje en su perfil de Twitter que «las amenazas de Ricardo Lorenzetti a Elena Highton de Nolasco que infiere Carlos Pagni nos tienen muy preocupadas a muchas mujeres de la justicia y de la política».

«A mí me constan. En días en que se habla del abuso esto no tiene límites», resaltó la parlamentaria oficialista, quien mantienen un duro enfrentamiento con el ex titular de la Corte Suprema.

Por estos días, la líder de la Coalición Cívica le dijo a diputados de su bloque que no va a ceder «en su cruzada contra (Héctor) Marchi (administrador general de la Corte) y Lorenzetti», pese a que prospera la querella del administrador contra Carrió, por haberlo denunciado por enriquecimiento ilícito junto a el ex presidente de la Corte, causa que fue archivada por inexistencia de delito por el juez Sergio Torres.

Carrió aludió a una nota del columnista de La Nación Carlos Pagni, quien mencionó supuestas amenazas del ex presidente del máximo tribunal a la jueza Highton de Nolasco.

Sobre la nota también se hizo eco el diputado nacional Fernando Iglesias, también a través de la red Twitter, que se preguntó: «¿Qué dirán las chicas del MeToo argentino sobre esto? Una sola mujer en la Corte y sufre aprietes y amenazas de los machos alfa?».

El periodista escribe en un párrafo de su nota en La Nación que: «La jueza no se plegó a la acordada contra Rosenkrantz. Pero antes la había firmado. Estrechísimos colaboradores de ella afirman que se había plegado a la mayoría por invitación de Lorenzetti. Pero que, cuando Rosenkrantz le hizo notar que el recorte de facultades que se disponía era ilegal, prefirió disentir. La versión se va volviendo truculenta».

Y añade: «Según esos íntimos de Highton, Lorenzetti le impidió retirar la firma, razón por la cual tuvo que tachar el texto original. La versión que divulga el entorno de la jueza asegura que el expresidente de la Corte habría amenazado a Highton con inducir una avalancha de recusaciones, basadas en su supuesta parcialidad a favor del Poder Ejecutivo, que convalidó su permanencia en el cargo a pesar de tener más de 75 años. Lorenzetti habría asegurado, siempre de acuerdo con los funcionarios de la ministra, contar con el apoyo de Rosatti y de Maqueda para esa operación».