La izquierda impulsa sesión especial (#27D) contra el cierre de escuelas nocturnas

Foto: Osiris Martí para Izqierda a diario

CABA/País (24/12/18). Los legisladores del Frente de Izquierda con el aval de otros parlamentarios, convocaron a una sesión especial para el jueves 27 de diciembre.

Con el llamado a una sesión en la Legislatura porteña, la izquierda busca impedir que se implemente la resolución firmada por la ministra Soledad Acuña, que intenta cerrar más de una decena de escuelas nocturnas.

La nota firmada por 24 legisladores porteños incluye un temario de cerca de veinte proyectos y pedidos de informes a debatir el 27 de diciembre con el eje puesto en la derogación de la resolución del Ministerio de Educación e Innovación 4055/2018 publicada en el Boletín Oficial el 13 de diciembre y la defensa de las escuelas nocturnas de nivel medio.

A partir de dicha resolución, la cartera educativa porteña oficializó la baja del «Plan de Estudios Comercial Nocturno«, por lo que anunció que ya no se inscribirán alumnos para el próximo año. Los que comenzaron los cursos durante 2018 o antes sí podrán avanzar con sus estudios.

«Llamamos a sesión especial el jueves 27 porque queremos que se anule la resolución que cierra las escuelas nocturnas», expresó la legisladora Myriam Bregman (PTS-FIT).

Con la consigna «No al cierre de las escuelas nocturnas», la referente de izquierda le pidió al oficialismo debatir este demanda en el recinto legislativo.

Es por ello que resaltó: «Esperamos que el PRO y la Coalición Civica de Carrió no estén ya de vacaciones como Macri y vayan a debatir».

Hace escasos tres días, en un duro cruce por radio con el periodista Nelson Castro, quien habló de «disparate» ante la medida de cerrar escuelas, la ministra Acuña manifestó que, en realidad, lo que cierran es «un tipo de plan de estudios«. La funcionaria cuestionó a los que se oponen a la medida y habló de «intereses creados».

De acuerdo a los argumentos de la funcionaria, no están «dejando a ningún estudiante sin una oportunidad» sino que le dan «ofertas con una modalidad que le va a dar más herramientas».

Según el Gobierno porteño, el problema pasa porque las escuelas se superponen con otros cursos en otros establecimientos y por eso están pagando salarios «a docentes que no tienen estudiantes».