El Gobierno busca “reconstruir el rol del Estado” en materia de seguridad cambiando el “modelo K”

País (10/1/19). Así se pronunció la titular de la cartera de Seguridad de la Nación, en medio de la polémica por el uso de las pistolas Taser y la baja de la edad de imputabilidad.

La ministra Patricia Bullrich aseguró que el Gobierno de Mauricio Macri se propuso “cambiar el paradigma del modelo kirchnerista” y señaló que buscan “reconstruir el rol del Estado en cuanto a la seguridad”.

“Se pasó de un modelo basado en la exaltación del victimario a un modelo donde la sociedad y la victima están en el centro de las preocupaciones del Gobierno”, afirmó la funcionaria.

En este plano, advirtió que durante el kirchnerismo se había construido “sobre las fuerzas de seguridad una imagen, en la que siempre eran los responsables y su actuación era cuestionada”.

Bullrich opinó al respecto que la sociedad estaba “sola frente al delito”, ya que “las fuerzas no sentían que cumplir con su deber tenía un reconocimiento”.

Destacó que “ahora, se agregó más profesionalismo y fortaleza para combatir a un delito corruptor por naturaleza como es el narcotráfico”. 

En este sentido, la ministra expresó que la lucha contra el narcotráfico y por la seguridad son los “ejes” del Gobierno y descartó que se traten medidas de campaña. “Es acción y gestión”, acentuó.

En cuanto al proyecto oficial que busca bajar la edad de imputabilidad a los 15 años, la funcionaria manifestó que “la incidencia de menores en el delito es importante“, y consideró que “si sus actos no tienen consecuencias, luego de mayores conformarán un mundo de delito y muerte”.

Por la polémica en torno al uso de las pistolas Taser, Bullrich resaltó que “es de lo más incoherente” que existe, dado que se trata de “un arma no letal entregada a efectivos en zonas de alta densidad de gente, frente a un arma letal. Hay menos riesgo de muertes”.