En defensa del proyecto del Ejecutivo, Garavano aseguró que un joven de 15 «comprende la criminalidad de sus actos”

País (11/1/19). El titular de la cartera de Justicia salió en defensa del proyecto oficial que busca bajar la edad de imputabilidad y señaló que no hay que “pensar la responsabilidad penal como algo malo”.

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, respaldó el proyecto oficialista que busca bajar la edad de imputabilidad en delitos graves.

Aseguró que “a partir de los 15 un joven comprende la criminalidad de sus actos y debe responder con un régimen especial”.

“Quince años es un punto de consenso y está basado fuertemente en la estadística“, explicó el responsable político de la reforma, y declaró que es a esa edad que los jóvenes comienzan a “cometer sobre todo aquellos hechos más brutales, que son los que van a hacer que a partir de los 15 años uno sea penalmente responsable” como “violaciones y algunos homicidios”.

El ministro consideró que no hay que “pensar la responsabilidad penal como algo malo”, dado que “el joven tendrá que afrontar un proceso en el cual el Estado deberá demostrar que él fue culpable y se le dará un abordaje especial, un abordaje acorde para ese hecho trágico, y que no lo lleve por un camino en el que pierda su vida”.

“Un joven de 15 años debe responder con un régimen especial, con un abordaje especial y debe responder ante esos hechos”, dijo Garavano en declaraciones a La Nación, al tiempo que sostuvo que el nuevo régimen contribuye a que “las víctimas sientan que se hace justicia y, en definitiva, tengan también una respuesta frente al delito por la pérdida de un inocente”.

En medio de la polémica por el proyecto, el Gobierno evaluó la posibilidad de convocar al Congreso para que la normativa pueda ser debatida en sesiones extraordinarias. No obstante, fuentes oficiales confirmaron que esa opción fue descartada ante la falta de consenso con la oposición.