Junto a representante progresista, Urtubey reforzó la idea de construir «la alternativa que nos saque de la pelea de dos fuerzas»

Mar del Plata/País (13/1/19). Desde la costa atlántica, el gobernador de Salta y el titular del Movimiento Libres del Sur, escucharon distintos testimonios de mujeres y hombres de ese espacio progresista y Barrios de Pie acerca de su realidad laboral y social.

Juan Manuel Urtubey y Humberto Tumini dialogaron con quienes compartieron sus experiencias ante la crisis en la industria pesquera y en el sector de la construcción, así como del presente de las organizaciones sociales.

“Escuchar a argentinos de distintos puntos del país, con realidades tan diferentes, me dan más fuerza para construir la alternativa que nos saque de la pelea de dos fuerzas, para llegar a un gobierno de unión nacional que transforme a la Argentina en un país desarrollista en el que habrá más empleo y oportunidades de crecimiento”, expresó el presidenciable salteño.

En ese marco, Urtubey compartió su idea de dejar un sistema hiper personalista y de limitar las facultades del presidente a través de un sistema semiparlamentario: “Esto obligaría a conversar con los distintos sectores de la política, y las organizaciones de la sociedad tendrían una voz institucionalizada” y enfatizó que “hay que lograr la representación ciudadana”.

Urtubey y Tumini coincidieron en que hay que construir una alternativa para dar a la Argentina un rumbo distinto. Por su parte, Tumini afirmó que “hay que salir de este desastre al que nos ha conducido la derecha y rechazar todo regreso al fracaso del pasado gobierno».

«Para ello, debemos seguir construyendo una alternativa que les gane a Macri y a Cristina y pueda darle a la Argentina un rumbo distinto. Esa es la gran tarea de las fuerzas nacionales y progresistas, lo demás es verborragia oportunista”, añadió.

El mandatario salteño afirmó que, “tanto este gobierno como el anterior, son dos grandes realidades de poder, hay más poder que consenso ciudadano y nosotros tenemos que ir por otro lado, en la construcción de un espacio ciudadano«.

«Sería un error que pretendiésemos construir un espacio de poder porque en definitiva ya no hay lugar, está todo ocupado y esos lugares están muy lejos de la gente”, enfatizó Urtubey.