Avellaneda, fue el escenario elegido por el peronismo bonaerense para seguir construyendo la «unidad»

Buenos Aires (13/4/19). Del cónclave participaron Máximo Kirchner, Daniel Scioli, Felipe Solá, Axel Kicillof, Agustín Rossi y varios intendentes del conurbano como Verónica Magario, Martín Insaurralde y Jorge Ferraresi.

La dirigencia del PJ bonaerense se reunió este sábado en Avellaneda y mostró una nueva foto de «unidad» de las distintas corrientes del peronismo de cara a las elecciones provinciales, luego de que el Gobierno de Cambiemos eliminara por decreto las listas colectoras.

En el playón del Parque Domínico se congregaron intendentes como Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Jorge Ferraresi (Avellaneda), el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, los diputados Agustín Rossi, Axel Kicillof, Daniel Scioli y Felipe Solá, además de grupos como Kolina y Nuevo Encuentro.

De cara a las elecciones PASO del 11 de agosto, el peronismo bonaerense volvió a dar una clara señal de que «en la madre de todas las batallas» -el principal distrito del país- se avanza hacia un frente de unidad.

Al hablarle a la dirigencia y militancia bonaerense, Máximo Kirchner afirmó que «el pueblo aprendió y en octubre va a reaccionar y va a llenar las urnas de votos para retirarlos definitivamente de la historia argentina».

«Los intendentes todos los días dan una pelea titánica para tratar que las consecuencias de las políticas económicas de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal impacten lo menos posible sobre sus pueblos», destacó el diputado y líder de La Campora.

En otro pasaje de su discurso, el hijo de la expresidenta Cristina Kirchner, enfatizó que «los empresarios y el poder ya tienen sus lugares». «Tienen AEA, la UIA, el Poder Judicial, la Sociedad Rural, para ejercer poder de lobby sobre el Estado. Lo que hace falta en Argentina es un hombre o una mujer del pueblo para que defienda al pueblo», aseveró.

“Nuestro país se merece algo mucho mejor que éste presente. La Argentina no se merece esto, ustedes no se lo merecen: ni el que votó a este gobierno, ni el que no lo votó”, sentenció Kirchner.

Metido de lleno en el escenario electoral, el exintendente de La Matanza, Fernando Espinosa, destacó que «esta elección va a ser una elección de clases».

«Ellos son ricos, gobiernan para los más ricos. Nosotros vamos a defender a nuestra clase media, los jubilados y los trabajadores», subrayó el matancero, al tiempo que remarcó: «El 10 de diciembre vuelve una Argentina grande y un pueblo argentino feliz».

«Cambiemos pronto será parte del pasado. De la historia triste. El 10 de diciembre se va el gobierno del ajuste y la mentira. Ahora hay que organizar la esperanza», resaltó el intendente Martín Insaurralde.

En un mensaje a la interna del PJ nacional y al Peronismo Federal, el jefe comunal de Lomas de Zamora lanzó: «Los que se dicen peronistas y discuten a Cristina Fernández de Kirchner o mienten o no recorren la provincia de Buenos Aires. La gente la quiere y la extraña porque con ella vivían mejor».