Interés de mujeres en contar con un presupuesto público con «perspectiva de género»

País (25/6/19). En una actividad desarrollada este martes en el Atrio de la Cámara alta del Congreso, senadoras nacionales escucharon la posición de algunas mujeres en torno a la intención de que exista en la Argentina  un presupuesto público «con perspectiva de género».

La reunión plenaria de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y de la Banca de la Mujer, que encabezaron sus respectivos presidentes Esteban Bullrich (PRO-Buenos Aires) y Norma Durango (PJ-La Pampa), recibió hoy las presentaciones de varias mujeres vinculadas a la temática.

Las expositoras aludieron a los tres proyectos en la materia, que están en análisis en la Cámara alta y fueron presentados por las senadoras Gladys González (PRO-Buenos Aires), María Teresa González (PJ-Formosa) y Sigrid Kunath (PJ-Entre Ríos).

La auditora general de la Nación, María Graciela de la Rosa, fue la encargada de abrir la nómina de especialistas que brindaron su postura favorable a la incorporación de la «perspectiva de género» a la hora de la elaboración de un Presupuesto.

Luego hicieron uso de la palabra la directora ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez; la representante de Mujeres argentinas en la Organización de Naciones Unidas (ONU), Florence Anne Raes, y  Alejandra García,  responsable temática de género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

También se manifestaron al respecto una funcionaria de la Dirección General de la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación en representación de su titular Marcos Makon; el subdirector de Relaciones Institucionales del Instituto de Capacitación Parlamentaria (ICAP), Adrián Pagán; y Natalia Gherardi en su condición de directora ejecutiva del equipo latinoamericano de Justicia y Género.

Sobre el final las impulsoras de los tres proyectos, las senadoras Kunath, Gladys González y María Teresa González se mostraron «muy satisfechas»  por el resultado de la jornada, estimaron muy posible alcanzar un consenso que unifique las iniciativas y pusieron a la llamada «ley Micaela» como ejemplo de la importancia que tiene todo lo referente a la perspectiva de género.