Agroindustria otorgó el primer Sello «Producido por la Agricultura Familiar»

País (17/7/19). La medida se implementa bajo la órbita de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial de la cartera Agroindustrial.

La Secretaría de Agroindustria autorizó, a través de la Resolución N°25/1019, la cesión de uso del Sello «Producido por la Agricultura Familiar» a la Asociación Civil Productores del Pedregal Norte, para 19 hortalizas a comercializar en fresco.

La beneficiaria está compuesta por 16 familias que viven en la localidad de El Pedregal, departamento de Guaymallén, y produce hortalizas en el cinturón verde del Gran Mendoza.

«El Sello responde a la demanda del sector de contar con una herramienta de visibilización de su producción, que permita dar cuenta del aporte de la agricultura familiar al desarrollo económico local, a la identidad de los productores, sus familias y sus organizaciones», destacó el secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, Santiago Hardie.

Al tiempo que agregó: «Estas acciones contribuyen a lograr un mejor acceso a más mercados, que generen condiciones para el arraigo y promuevan la formalización del sector productivo».

La identificación de los productos y puntos de venta con el isologotipo «Producido por la Agricultura Familiar» en los mercados, resaltan atributos específicos de la producción del sector, destacando alimentos producidos o elaborados por familias y asociaciones de agricultores familiares de acuerdo a saberes regionales y/o ancestrales.

La autorización de uso del Sello AF consiste en una cesión gratuita y renovable del uso del isologotipo por 2 años, destinada a productores, organizaciones y comunidades que cumplan con las normas de sanidad e inocuidad en todas las etapas del proceso productivo y de comercialización, con los requisitos específicos técnicos y administrativos para alcanzar la distinción.

El isologotipo puede ser utilizado en productos primarios, productos elaborados y puntos de venta de tales productos, sea en forma de etiqueta, marbete y banner.

La autorización de uso se materializa en un certificado oficial con los datos del cesionario y un código QR para que los consumidores accedan a información cualitativa del producto, del proceso productivo y de la familia u organización productora así como a la propia Resolución de tal autorización.

El sello y su consolidación a través de este primer otorgamiento del beneficio, se produce en el marco de la Ley N° 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, que en su Artículo 22 estableció la necesidad de impulsar estrategias de valorización y certificación de los productos de la agricultura familiar.

Al momento hay más de 50 solicitudes que se encuentran en trámite. Asimismo, desde la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, se trabaja para que cada vez sean más los productores del sector que puedan acceder a la distinción.