Con acuerdo unánime, la Unicameral sancionó la ley de agricultura familiar

Córdoba (18/9/19). Desde el oficialismo y la oposición se advirtió que con esta norma provincial no sólo se adhiere a la ley nacional de «Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina», sino también se crea un dispositivo específico para Córdoba.

El pleno legislativo aprobó por unanimidad en la sesión de este miércoles la ley de desarrollo integral de la agricultura familiar, campesina e indígena de la Provincia, que implica la adhesión a la norma nacional 27.118. Aunque además con la sanción de esta ley se crea un dispositivo específico para el territorio cordobés.

Con la normativa provincial se declaró de interés público la agricultura familiar, campesina e indígena, en razón de su aporte social y económico a la seguridad y soberanía alimentaria de la población y por manifestarse como un móvil esencial de la práctica y promoción de sistemas de vida y de producción que preservan la biodiversidad, los procesos sostenibles de transformación productiva y la representación de un ideal transformador sobre la realidad que moviliza una reparación histórica del sector.

La ley provincial establece que la autoridad de aplicación es el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Asimismo, se crea el Consejo Asesor Provincial de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, cuya función será asistir a la autoridad de aplicación en las materias que regula esta norma, como así también en el diseño e implementación de políticas públicas estratégicas para el desarrollo sustentable y su consolidación.

El legislador Carlos Presas (UPC) le dijo a Agenda 4P que «esta ley adhiere a la norma nacional de agricultura familiar, pero que le pone condimentos muy importantes a nivel provincial«.

En este punto, el miembro informante de la bancada oficialista afirmó que esta impronta cordobesa a la ley implica fundamentalmente «visibilizar a aquellos pequeños productores y comunidades que viven un poco alejadas de la ciudad y que necesitan de la mano del Estado para seguir viviendo ahí y de lo que producen», como también la asistencia en la comercialización de sus productos.

A su vez, Presas le adelantó a este medio digital que se está trabajando para dotar a este sector de lo que será la herramienta del monotributo agropecuario.

En tanto, el titular del bloque Córdoba Podemos, Martín Fresneda, reforzó el concepto de que «no sólo se adhiere a la ley nacional sino que se crea un dispositivo específico para Córdoba para reconocer al sector, darle la visibilidad y, al mismo tiempo, darle los recursos necesarios para que puedan tener una producción sana, sustentable y con viabilidad».

Ante la sanción de esta ley por parte de la Unicameral, el parlamentario kirchnerista destacó a Agenda 4P que es «un día histórico para la agricultura familiar, para los sectores y las organizaciones del campo, ese campo escondido, ese campo invisibilizado, que produce, que vive y que cuida el ambiente».

Al hacer foco en los beneficios y fines de esta ley, el legislador Abel Lino (UCR-Cambiemos), expresó que «como principal cuestión se planteó la necesidad de acceso a la tierra, ya que consideramos que es el principal recurso que se debe propiciar para que estos pequeños productores puedan desarrollar su industria».

«Por ello se priorizará acciones inmediatas por parte de la autoridad de aplicación a través de la articulación con organismos competentes nacionales, provinciales, municipales y comunales”, indicó.

“Hoy la herramienta con la que cuenta la provincia es la Unidad Ejecutora para el saneamiento de Títulos creada mediante la ley 9.150, por lo cual será esta vía la que se buscará para resguardar el patrimonio de los productores”, manifestó el titular de la Comisión de Agricultura de la Legislatura.

En el marco del tratamiento de esta iniciativa, estuvo presente en el recinto, el Ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, acompañado por funcionarios de su cartera y representantes de entidades de pequeños productores.

“Hemos trabajando mucho para alcanzar la sanción de este proyecto con el apoyo de todos los sectores. Fueron encuentros muy intensos de intercambio, que dieron finalmente sus resultados. Las organizaciones y entidades que nuclean a pequeños productores nos hicieron saber su satisfacción por la forma en que se dio este proceso”, resaltó Busso, al cierre de la votación.

Y agregó: “Con esta herramienta consolidamos el camino de construir políticas públicas que miran hacia la sustentabilidad, protegiendo a los productores más pequeños de nuestra provincia, reconociendo su aporte y la importancia de sus actividades productivas”.