En campaña, Macri envió al Congreso un proyecto de ley para combatir la violencia de género

País (2/10/19). En el marco de su campaña para la reelección, el presidente Mauricio Macri propuso una serie de medidas para combatir la violencia contra las mujeres.

En este marco, el Jefe de Estado anticipó el envió al Congreso nacional de un proyecto de ley para que cualquiera pueda denunciar situaciones de violencia de género, ya que ahora sólo pueden hacerlo las víctimas.

La norma que será debatida por el Parlamento busca transformar en delitos de instancia pública a los vinculados con la violencia de género, de modo de que sea posible que los investigue la Justicia sin la necesidad de la denuncia de la víctima, tal como ya ocurre con los casos de abuso infantil.

“Muchas veces las víctimas de violencia de género son cautivas de relaciones dominantes que les dificultan o incluso impiden hacer una denuncia. Sin embargo, también es frecuente que familiares directos, amigos y hasta vecinos, sepan de la violencia que esa víctima padece”, explicó el presidente a través de un post en Facebook.

Entre las propuestas, además se incluye la investigación automática desde la primera denuncia: “Hoy, en la práctica, la víctima tiene que realizar dos denuncias para lograr la intervención activa de la Justicia, la primera en la comisaría y la segunda propiamente en la Justicia. Esto crea una ventana de desprotección que en muchas ocasiones pone en riesgo de vida a la mujer denunciante. Vamos a eliminar esa zona de riesgo haciendo que la Justicia esté obligada a intervenir desde la primera denuncia”, aseguró Macri.

También se propone implementar la centralización de la información sobre casos de violencia de género por medio de un sistema de información nacional para todas las denuncias que reunirá las alertas que lleguen a la línea 144, al 911 y a las comisarías, y cruzará los datos con otros organismos para hacer un seguimiento de cada caso, víctima y agresor.

“La centralización de la información va a permitir tomar acciones de respuesta inmediata desde la primera alerta que se registre y en relación a la magnitud del riesgo de cada caso”, explicó.

Esas acciones podrán ir “desde la realización de visitas periódicas de un tutor, hasta la restricción de acercamiento para el agresor e incluso el uso de tobilleras electrónicas para monitorear que se cumplan las restricciones perimetrales; en el caso de riesgo mayor podrá establecerse vigilancia en el domicilio de la víctima y protección en traslados o momentos específicos como el horario de entrada a la escuela de los hijos”, detalló.

Además, el Estado continuará capacitando en materia de violencia de género para que todas las comisarías y todos los operadores del sistema penal puedan responder de forma integral e inmediata cuando una mujer necesita ayuda.