Llaryora habló de la herencia que deja Mestre y advirtió que «no hay recetas mágicas»

Ciudad de Córdoba (8/11/19). La fórmula Llaryora – Passerini se refirió a la estado de la ciudad que recibirán de la gestión radical. Por otro lado, el intendente electo aseguró que su administración apostará al «diálogo». También asumió el «compromiso de trabajo» ante la «emergencia» que se hereda.

El intendente electo Martín Llaryora y el viceintendente electo, Daniel Passerini, fueron proclamados como autoridades municipales para el próximo período de Gobierno que se iniciará el 10 de diciembre.

El futuro titular del Palacio 6 de Julio afirmó que llegarán al poder con un estado de «emergencia» y de «crisis» del municipio sin fondos para pagar sueldos y aguinaldos.

Llaryora apuntó así contra Ramón Mestre, a partir de sus dichos sobre las acreencias que el municipio debe reclamarle al Gobierno provincial.

Al asumir el compromiso de trabajo para enfrentar la compleja realidad del municipio, el peronista remarcó que se trabajará en conjunto con el Ejecutivo provincial que encabeza Juan Schiaretti.