Tras la renuncia «indeclinable» de Caserio, González se hace cargo de la presidencia del PJ cordobés

Córdoba (9/11/19). El legislador peronista y actual titular de la Unicameral expresó su alegría por el reconocimiento otorgado por la dirigencia del partido. Se desempeñará en el cargo hasta abril del año que viene cuando se renueven las autoridades en el PJ.

El actual titular de la Legislatura provincial y legislador de la bancada oficialista, Oscar González, es el nuevo titular del Justicialismo de Córdoba tras la renuncia «indeclinable» del senador nacional Carlos Caserio.

González conducirá el PJ cordobés en estos próximos meses hasta abril del año próximo. Según lo confirmó el propio parlamentario peronista desempeñará este cargo hasta el cuarto mes del 2020 cuando se renueven las autoridades partidarias.

«Es un honor presidir el PJ me alegra y me hace sentir muy bien, el reconocimiento de todos las y los compañeros», destacó el legislador por el Departamento San Javier.

Al mismo tiempo, González manifestó su compromiso de trabajar desde la estructura partidaria «para mejorar y fortalecer nuestra presencia en todos los departamentos» del territorio provincial.

Cabe recordar que el senador Caserio formalizó a principios de la semana su “renuncia indeclinable” como presidente del PJ de Córdoba luego de las diferencias con el gobernador, Juan Schiaretti, en cuanto a la estrategia electoral de no apoyar la fórmula Fernández-Fernández.

El actual representante de Córdoba en la Cámara alta del Congreso formalizó su renuncia mediante un breve escrito en el que además sostuvo que el peronismo cordobés “necesita de un nuevo tiempo” en medio de las expectativas puestas en el próximo Gobierno de Alberto Fernández.

La nota de quien será una de las principales espadas parlamentarias de Fernández en el Senado plantea la necesidad de crecimiento y enriquecimiento del partido para que otros dirigentes lleven adelante los destinos del peronismo cordobés.

Algunos rumores lo posicionan como presidente provisional de la Cámara Alta, es decir tercero en la línea de sucesión de mando a partir del 10 de diciembre.

Caserio fue uno de los primeros dirigentes del PJ de Córdoba en expresar su respaldo explícito a la candidatura presidencial de Fernández, luego lo hicieron público otros referentes delasotistas como Natalia De La Sota y Domingo Carbonetti, entre otros.

El senador cordobés se convirtió en el referente político que coordinó la logística de la campaña en territorio mediterráneo y se mostró muy cerca de Fernández en otros escenarios del país.