La titular de la Oficina Anticorrupción rebatió los dichos de CFK y dijo que no es un «lawfare» sino «corrupción lisa y llana»

País (2/12/19). Así salió al cruce de la catarata de mensajes por Twitter de la expresidenta horas antes de prestar declaración en los Tribunales federales de Comodoro Py.

La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, rebatió los dichos de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner quien afirmó que hoy en Comodoro Py se desarrolla «una audiencia oral del caso paradigmático de Lawfare en la Argentina».

En una seguidilla de mensajes por Twitter, la vicepresidenta electa aseguró que «en la Argentina, como en el resto de América Latina, la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares y democráticos, se ha transformado en un plan sistemático».

De esta manera se pronunció la referente del Frente de Todos en la previa de una nueva audiencia en la causa de direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en la que está acusada de ser «la jefa de la banda».

Ante las expresiones de Fernández de Kirchner, Alonso indicó que «el 1 de mayo de 2003 Lázaro Báez era empleado de banco. Días después era dueño de una constructora: Austral. A pesar de no tener capacidad técnica, la empresa recibió 51 contratos de obra pública de Vialidad».

En este sentido, la funcionaria nacional destacó que está probado que «en sólo cinco contratos hubo más 170 millones dólares de sobreprecios».

Resaltó que «también está probado que Austral no finalizó ninguna de las 51 obras de los contratos y que la cadena de mandos del esquema ilícito empezó en Néstor y la continuó Cristina Kirchner».

Alonso descartó de plano la acusación de «lawfare» de la ex Jefa de Estado ante el juicio oral que se desarrolla en tribunales federales por el direccionamiento de la obra pública durante el Gobierno kirchnerista.

A propósito, la responsable del organismo nacional enfatizó que se trata de «corrupción lisa y llana».