La UCR de la Capital (mestrismo) cruzó duro a De Loredo por escindirse del bloque radical

Córdoba (7/12/19). Tras la decisión de quien fuera aliado de Mestre en las últimas elecciones municipales de conformar un bloque propio en el Concejo, el Comité Capital de la UCR disparó con munición gruesa contra el ex funcionario nacional.

La UCR de la Capital (mestrismo) acusó al concejal Rodrigo de Loredo de actuar con «egoismo» produciendo debilitamiento en la «fortaleza colectiva» del radicalismo cordobés.

La conducción radical de la Capital cuestionó duro al edil boina blanca cambiemista ante su decisión de conformar un bloque propio en el Concejo Deliberante bajo el nombre de «Evolución», junto a su par Esteban Bría, apartándose así de la bancada radical que quedó menguada con cuatro integrantes y es conducida por Alfredo Sapp.

El deloredismo adoptó esta decisión en conjunto en el seno de Marea Radical, de hecho la legisladora Elisa Caffaratti también se incorporó al bloque de Córdoba Cambia y no a la bancada UCR, como una reacción ante la jugada mestrista de nombrar a Sapp como titular del bloque de concejales radicales que puso en evidencia los cortocircuitos internos.

Ante la sesión preparatoria del sábado pasado, el mestrismo puso a Sapp como jefe de la bancada en el Concejo con el aval de cuatro radicales, lo que dejó descolocado a De Loredo quien se tomó unos días para analizar la situación.

De Loredo con bloque propio en el Concejo que se denominará «Evolución»

El jueves, el radical pro Cambiemos anunció la conformación de su bloque -junto a Bría- asegurando que trabajará para el armado de un interbloque que «nos permita articular las acciones de nuestro bloque, el mestrista y el de Córdoba Cambia», este último conducido por el radical Juan Negri.

La respuesta del Comité Capital de la UCR no se hizo esperar. En un duro contragolpe, el mestrismo acusó a De Loredo de tomarse atribuciones que «no le son propias conforme a nuestra Carta Orgánica (partidaria) y que «van absolutamente a contramano de la integridad orgánica, la identidad partidaria y atenta gravemente contra la fortaleza institucional de la UCR».

En un pronunciamiento hecho público, el radicalismo de la Capital comandado por el mestrismo repudió enérgicamente las actitudes de quien fuera candidato a intendente de la Ciudad y hoy concejal capitalino, y demandó «una profunda reflexión» sobre su accionar.

Por si faltaba algo para avivar el fuego de la interna radical, que se puso al rojo vivo desde que la UCR se presentó divida en las elecciones del 12 de mayo, la conducción orgánica de la Capital aseguró que la «autoexclusión» de De Loredo «desconoce claramente la voluntad de quienes han trabajado incansablemente, año tras año, para que nuestro partido continúe transformando la realidad de los cordobeses con protagonismo».

«No es momento de abandonar la lucha y actuar de manera individual, sacrificando con egoísmo la fortaleza colectiva de nuestro partido», enfatizó el Comité Capital de la UCR en su declaración institucional.