El Gobierno albertista consideró hoy «inadmisibles» los «actos de hostigamiento» en Venezuela

País (6/1/20). «El gobierno argentino lamenta profundamente los episodios registrados en el día de la fecha en la República Bolivariana de Venezuela», señaló la Cancillería argentina.

El Gobierno nacional consideró «inadmisibles» los «actos de hostigamiento» producidos en el Parlamento de Venezuela durante el proceso de elección de las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional, y expresó que se trata de «un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho».

«El gobierno argentino lamenta profundamente los episodios registrados en el día de la fecha en la República Bolivariana de Venezuela», señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de Felipe Solá, en un comunicado.

En ese contexto, manifestó que resulta «inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional, para elegir a las nuevas autoridades de su junta directiva».

Destacó además que «al frustrarse el funcionamiento de un cuerpo democrático colegiado, lo ocurrido resulta un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho, condición esencial para permitir encaminar una salida transparente a la situación que hoy vive el pueblo venezolano».

Ante lo sucedido en el Parlamento venezolano, el Ejecutivo nacional abogó por «recuperar el diálogo» entre las fuerzas políticas de ese país «en un marco de pleno respeto de las libertades y los mecanismos institucionales».

Enfatizó que este es «el objetivo al que busca propender el Gobierno argentino, para aliviar el padecimiento de millones de venezolanos dentro y fuera del país».

«En esa búsqueda, y sin pretender involucrarnos en la situación interna de otros países, instamos a todos los partidos representados en la Asamblea a reencauzar el proceso de elección de sus autoridades en el pleno respeto de las reglas constitucionalmente establecidas», agregó.

En este marco, el Gobierno argentino hizo un llamado a las democracias del mundo «a que ayuden a facilitar ese proceso de diálogo para que Venezuela pueda recuperar a la brevedad la normalidad democrática que históricamente ha caracterizado a ese país».

«El resguardo de la independencia de los poderes y de las inmunidades de los parlamentarios son condiciones indispensables para el normal funcionamiento del sistema democrático», aseveró la administración albertista.