El oficialismo aprobó gran parte del «paquetazo», pero no pudo con el traspaso del agua

Córdoba (7/1/20). La bancada de Hacemos por Córdoba aprobó 13 de las 17 iniciativas que se incluyó en el temario de la sesión de ayer del Concejo Deliberante impulsadas por la gestión Llaryora.

De los 17 proyectos de ordenanzas que giró el Gobierno de Martín Llaryora al cuerpo deliberativo de la ciudad para su aprobación con tratamiento exprés, el oficialismo avanzó con la sanción de 13, otras cuatro iniciativas pasaron a comisión, incluida la ratificación del convenio del traspaso del servicio del agua potable a la ciudad.

Este convenio rubricado por el gobernador Juan Schiaretti y el intendente Martín Llaryora no logró ser aprobado en segunda lectura ante la resistencia de todas las bancadas opositoras debido a no ser atendidas sus demandas por el oficialismo.

En concreto, la fuerte resistencia del arco opositor no estuvo puesta en la municipalización del servicio de agua potable, sino en la «tozudez» -afirmaron los opositores- de la bancada de la mayoría de no apoyar el planteo de renegociar el contrato de Aguas Cordobesas y el congelamiento de las tarifas.

El oficialismo advirtió hasta el cansancio que no se podía introducir estos puntos reclamados por la oposición hasta tanto el servicio de agua potable este en manos del municipio.

Desde la bancada de Hacemos por Córdoba señalaron que estas demandas serían analizadas en otra instancia posterior a dar este primer paso prioritario de municipalizar este servicio público.

Al no poder contar con los votos necesarios (se necesitaban dos tercios, es decir sumar cuatro voluntades opositoras a las 16 oficialistas), Hacemos por Córdoba decidió enviar el convenio de traspaso del agua al municipio a comisión.

La discusión entre oficialistas y opositores que atravesó diferentes momentos durante toda la maratónica sesión de ayer, que duró cerca de ocho horas, no arrojó resultado positivo. Las posiciones contrapuestas se mantuvieron inalterables, por lo que este proyecto de gran relevancia para el municipio no pudo ser convertido en ordenanza.

En febrero se retomará la negociación entre el oficialismo y los jefes de las bancadas opositoras por este tema, cuya aprobación quedó trunca. La sesión de ayer que finalizó en horas de la noche fue la última antes de entrar en receso hasta el mes próximo.