Posturas cruzadas en el Gobierno por los «presos políticos»

País (8/2/20). El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, habló de «detenciones arbitrarias», pero la ministra de Mujeres, Gómez Alcorta, lo contradijo. Ruido interno en la primera línea del Gobierno albertista.

La discusión por la situación legal de algunos dirigentes kirchneristas que están tras las rejas llegó al más alto nivele del Gobierno de Alberto Fernández.

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien fuera abogada de Milagro Sala, salió al cruce de los dichos del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El ministro coordinador defendió la tesis de que en el país no hay «presos políticos» sino » detenidos arbitrarios», en línea con la posición que en su momento expuso el presidente Alberto Fernández.

“A veces hacemos eje en cuestiones semánticas e intentamos poner diferentes posiciones, pero cuando vos tenés a una persona a la que se le hace un proceso judicial con la única finalidad de detenerlo por cuestiones políticas, eso es un preso político», afirmó la ministra nacional en diálogo con la radio Futurock.

De esta manera, las declaraciones de Gómez Alcorta expusieron las diferencias internas que hay en la primera línea del Ejecutivo nacional. La ministra apuntó contra los dichos de Cafiero, pero en definitiva esa posición fue expresada por el mandatario nacional.

En enero, durante un encuentro en la Casa Rosada con integrantes de la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos, Fernández apuntó: “En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios”.

Para la ministra de Mujeres “Presos políticos” o “detenciones arbitrarias” no son conceptos que se excluyen entre sí. De hecho, consideró que es “obvio” que las personas que están en prisión por razones políticas “tienen procesos arbitrarios”.

«No tengo ninguna duda que Milagro Sala es una presa política. Sucede que no existe en ningún lado, ni en el Código Penal, la definición de qué es un preso político. En cada época hay quienes entienden que es una cosa y otros que entienden otra. En la dictadura hubo muchos detenidos con procesos judiciales y nadie dudó en llamarlos presos políticos. Y efectivamente, en los últimos 5, 6 o 7 años, en toda Latinoamérica hubo y sigue habiendo presos políticos”, remarcó Gómez Alcorta.

Por su parte, en declaraciones a Infobae, Cafiero resaltó: “Para nosotros no hay presos políticos en Argentina, lo que sí hay son detenciones arbitrarias. Sí entendemos que todas esas cuestiones, en el marco de los procedimientos que ya existen y que ya están con recursos presentados, la Justicia deberá determinarlas”.