Kicillof se sumó a la polémica que golpea al Gobierno, afirmó que en Argentina hay «presos políticos»

País (9/2/20). En un reportaje concedido a Perfil, apuntó además contra el gobierno de Cambiemos, contra parte de la justicia y contra algunos medios.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, expresó hoy que «si hay políticos presos y se usa la Justicia para ponerlos presos, lo correcto es llamarlos presos políticos».

De esta manera, el dirigente kirchnerista sentó posición en la polémica que se desató en el Frente de Todos y que llegó a la primera línea del Gobierno. Kicillof se diferenció de la mirada del presidente Alberto Fernández,

Cabe recordar que el Jefe de Estado llegó al punto de pedir a referentes de Derechos Humanos que no se hable de la existencia presos políticos en su Gobierno.

Sin nombrarlo, Kicillof salió en defensa de Amado Boudou, luego de que se conociera que el ex titular de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele, fue retribuido con un hotel en Mendoza tras declarar en contra del ex vicepresidente en calidad de arrepentido, en la causa por la presunta apropiación de la imprenta Ciccone.

El gobernador bonaerense se sumó a la polémica que ayer tuvo pico de tensión con los dichos del ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien cruzó duro al ministro de Relaciones Exteriores Felipe Solá.

De Vido arremetió contra el canciller argentino por haber negado que en la Argentina haya «presos políticos» y, tras recordar su paso como gobernador bonaerense cuando mataron a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, le recriminó al Gobierno que no lo «libere» del «yugo macrista».

El ex ministro, que está bajo arresto domiciliario en su chacra de Puerto Panal, apuntó a través de Twitter contra Solá al igual que lo hizo días atrás contra el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, por haber dicho que en el país «no hay presos políticos», condición que De Vido aduce en su defensa.

«Cafierismo tardío!!!! Señor Secretario de Agricultura de (el ex presidente Carlos) Menem, te recuerdo, querido Felipe, que vos eras gobernador de Buenos Aires cuando la bonaerense mató a Kosteki y Santillan, crimen que está impune políticamente», disparó el ex funcionario kirchnerista.