Control de precios: Más de 500 productos superan el valor fijado por el Gobierno nacional

Ciudad de Córdoba (28/4/20). El dato surge de un relevamiento realizado por concejales de Evolución a los precios que se publican en los portales web de las cinco cadenas más grandes de supermercados.

Los concejales Rodrigo de Loredo y Esteban Bria, junto a sus equipos de trabajo, hicieron público el informe elaborado tras el control de precios que llevaron a cabo en los portales web de las cinco cadenas más grandes de supermercados que tienen sucursales en la Capital cordobesa.

En este sentido, los ediles manifestaron: “En esta época en la que estamos viviendo una crisis mundial sin precedentes, hacen falta medidas excepcionales y transitorias que ayuden a proteger a los consumidores de los posibles abusos en los precios”.

“El control de precios permite proteger también a los comerciantes que hacen el esfuerzo de colaborar para mitigar los efectos de la crisis, pagando los sueldos como corresponde, no aumentando los precios y pagando los impuestos, mientras otros sacan ventaja de su posición”, destacaron.

Tras relevar casi 9.000 productos, se constató que más de 500 se encontraban en infracción, es decir, se vendían a precios superiores de lo establecido por el Gobierno nacional como precios máximos.   

Los concejales pusieron a disposición del Ejecutivo Municipal el informe con los detalles del mecanismo utilizado, las constataciones y toda la información relevada, a los fines de que se proceda a iniciar los respectivos procedimientos administrativos para sancionar las infracciones y solicitar que se incorpore a los mismos en el Registro de Infractores, recientemente creado que funciona bajo la órbita de la Dirección de Mediación Comunitaria y Protección al Consumidor de la Municipalidad.

«Atento a la gran cantidad de infracciones que hemos constatado, le pedimos al Gobierno municipal que sume a estos operativos a las áreas de control de las que dispone para que la tarea sea periódica e integral y así proteger a los vecinos que, a raíz del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, no tienen la libertad de circular para comparar precios y poder comprar de forma eficiente”, explicaron los concejales.

Asimismo, de Loredo y Bria proponen que el Municipio desarrolle una plataforma digital que incluya el listado de precios máximos contemplados en la Resolución 100/20 de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, para que los vecinos puedan controlar, mediante la lectura del código de barras con su celular, si el producto que pretende adquirir está o no en infracción.

También, le solicitan al Ejecutivo Municipal que incorpore empleados para que, bajo la modalidad home office, continúen con el relevamiento digital de precios, puesto que los sistemas de ventas en locales y a través de internet, en algunos casos, son diferentes y, por lo tanto, las infracciones se pueden verificar en los portales web y no en los locales o viceversa.

Finalmente, advirtieron la necesidad de que la Provincia y la Nación realicen controles adecuados a los fabricantes y distribuidores sobre el stock de mercadería y, fundamentalmente, sobre los precios.

Ranking

El ranking de los productos en infracción es encabezado por los pañales, rubro en el cual se registraron las mayores diferencias de precio entre el establecido por el Gobierno nacional y el efectivamente encontrado en cada cadena de supermercado, llegando en algunos casos a superar los $300 por producto.

Es secundado por las toallitas femeninas, con incrementos del orden del 50% y algunos productos de limpieza. Este rubro cobra particular importancia en momentos en que nos toca vivir una crisis sanitaria sin precedentes.

A partir del control de precios realizado, los ediles expresaron: “Un punto sobre el que pedimos mayores controles es sobre el stock de los productos, puesto que una vez que iniciamos el relevamiento notamos que se suspendieron la publicación de algunos artículos, muchos de ellos en violación a los precios máximos. Desconocemos si es porque han agotado su stock o simplemente bajaron las publicaciones para sustraerse del control digital de los precios”.

Otro dato advertido tiene que ver con la detección de productos que en el listado de precios máximos aparecen con un código de barras y un precio fijado, pero en la góndola aparece el mismo producto con otro código de barras y un precio más elevado al precio de referencia establecido por el Gobierno nacional.

Conjuntamente con la acción digital, los concejales realizaron controles presenciales en los supermercados de la Ciudad, verificando que los productos en las góndolas respeten los precios máximos.

Cuando se detectan infracciones se labran las actas correspondientes y se intima a los comerciantes a rectificar los precios.