Legisladores de todo el mundo pidieron al FMI y al Banco Mundial que cancelen la deuda de los países más vulnerables

Mundo (14/5/20). Ante esta situación sin precedentes en alusión a la pandemia del COVID-19, las economías globales se encuentran afectadas y los gobiernos de los países más vulnerables precisan un alivio en sus deudas para poder asistir a los más necesitados.

Más de 300 legisladores de todo el mundo, entre ellos más de 40 del Parlamento argentino, propusieron ayer que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial cancelen la deuda de los países más vulnerables y que aumenten los fondos para evitar una crisis ante la pandemia del nuevo coronavirus.

En este sentido, los miembros de los Parlamentos del mundo solicitaron la condonación de la deuda extensiva para los países de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) por parte de las principales Instituciones Financieras Internacionales (IFI) durante la crisis generada por la pandemia.

Asimismo, en la presentación se insta “a todos los líderes del G-20 a través de estas IFI que apoyen la cancelación de las obligaciones de deuda de todos los países de la AIF durante esta pandemia sin precedentes”.

“La suspensión temporal y el aplazamiento de la deuda no serán suficientes para ayudar a estos países a priorizar plenamente la gestión rápida y sostenible de la crisis en cuestión”, advierte el comunicado.

La iniciativa encabezada por el senador estadounidense Bernie Sanders y por la representante demócrata de Minnesota Ilhan Omar también solicita “que apoyen una emisión importante de Derechos Especiales de Giro (DEG) para brindar a los países en desarrollo un apoyo financiero urgente”.

En esta línea, los legisladores instaron a los titulares del Banco Mundial, David Malpass, y del FMI, Kristalina Georgieva, “a que asuman un fuerte liderazgo para proporcionar un amplio alivio de la deuda y asistencia financiera a todas las naciones empobrecidas que corren el mayor riesgo de los devastadores costos humanos y las duraderas lesiones económicas que deja el COVID-19”.

“Les pedimos que trabajen con socios bilaterales y multilaterales relevantes para proporcionar una respuesta dentro de los 15 días posteriores a recibir esta carta”, se agrega.

Entre los 300 legisladores del mundo que suscribieron el texto, lo hicieron por la Argentina el expresidente y actual senador Carlos Menem, así como la presidente Provisional de la Cámara Alta, Claudia Ledesma Abdala de Zamora, y los senadores Ana Claudia Almirón, Inés Blas, Carlos Caserio, Maurice Closs, María de los Ángeles Sacnun, Nora del Valle Giménez, Martín Doñate, Norma Durango, María Eugenia Duré, Carlos Mauricio Espínola, Anabel Fernández Sagasti, Silvina García Larraburu, María Teresa González, Nancy González, Ana María Ianni, Edgardo Kueider y Sergio Leavy.

Además, firmaron la misiva Cristina López Valverde, Daniel Lovera, Alfredo Luenzo, José Mayans, Dalmacio Mera, Roberto Mirabella, Beatriz Mirkin, Gerardo Montenegro, José Emilio Neder, Juan Mario Pais, Oscar Parrilli, María Inés Pilatti Vergara, Mariano Recalde, Antonio Rodas, Matías Rodríguez, Adolfo Rodríguez Saá, Silvia Sapag, Guillermo Snopek, Jorge Taiana y Rubén Uñac, y los diputados Itai Hagman y Federico Fagioli.

El nuevo coronavirus ha infectado a más de 4,2 millones de personas en todo el mundo y ha provocado la muerte de más de 287 mil personas en distintos países. Ante esta situación sin precedentes, las economías globales se encuentran afectadas y los gobiernos de los países más vulnerables precisan un alivio en sus deudas para poder asistir a los más necesitados.