Proponen sanciones de hasta $24 mil para quienes discriminen a pacientes y personas que tratan casos de Covid-19

Testeos en barrio Bajo Pueyrredón

Ciudad de Córdoba (22/5/20). “La discriminación es un tema grave que debe ser abordado con responsabilidad», argumentó el edil De Loredo, autor de la iniciativa.

El concejal Rodrigo de Loredo (Evolución) propone sanciones de hasta 24 mil pesos para quienes ejerzan actos de discriminación y de hostigamiento a personas que tengan contacto con pacientes con coronavirus y a quienes contrajeron la enfermedad.

Tal como la iniciativa que se impulsa en la Ciudad de Buenos Aires, el edil opositor propone agregar el artículo 40 ter en el título II del Código de Convivencia Ciudadana que dispondrá penalizaciones a la discriminación por razones de raza, etnia, género, orientación sexual, edad, religión, ideología, opinión, nacionalidad, caracteres físicos, condición psicofísica, social y económica y a personas que hayan tomado contacto durante el desempeño de su función laboral con pacientes infectados o casos sospechosos de alguna enfermedad infecto contagiosa o a quienes padecen dichas enfermedades.

En el mismo artículo se establece la aplicación de multas de 10 hasta 50 U.E.M (cada una equivale a $474.92) o hasta 15 días de trabajo comunitario para aquellos que discriminen a otros por las razones mencionadas.

“La crisis sanitaria que estamos viviendo, las consecuencias de tantos días de confinamiento, más la sobreinformación y el miedo a una enfermedad sin precedentes, nos pone a prueba como sociedad y suele avivar sentimientos extremos”, afirmó de Loredo.

“Hemos sido testigo de un sinnúmero de acciones generosas, solidarias y altruistas. Lamentablemente también hubo reacciones opuestas, mayoritariamente hacia el personal de salud. Córdoba no ha sido la excepción y hemos visto actitudes discriminatorias e intimidatorias hacia médicos que asisten a personas que contrajeron esta enfermedad e incluso a pacientes con coronavirus y sus familiares”, destacó.

Al respecto, el concejal consideró que “la discriminación es un tema grave que debe ser abordado con responsabilidad». «En este contexto, debemos dar un paso más para evitar manifestaciones que lesionen la dignidad hacia quienes han sido víctimas de la pandemia que nos ataca y al personal de la salud que pone su propia vida en riesgo para cuidar a los vecinos”, concluyó.