Violación en manada: diputados de Juntos por el Cambio pidieron la remoción del fiscal Rivarola

País/Chubut (4/6/20). El cuestionado fiscal calificó como «desahogo sexual» a una violación en manada, mientras se cambia la caratula de la acusación a los implicados a «abuso simple».

A través de un proyecto ingresado a la Cámara baja del Congreso, la diputada nacional Roxana Reyes, presidenta de la Comisión de Familia, junto un gran número de legisladores de Juntos por el Cambio, pidieron la remoción y declarar el repudio a las manifestaciones del fiscal Fernando Rivarola, de la Provincia de Chubut.

El fiscal que es blanco de críticas de diferentes sectores sociales y políticos justificó como “un accionar doloso de desahogo sexual” lo que se caratulara como abuso sexual agravado por tratarse de un hecho de violación en manada, en el que están involucrados seis jóvenes y cuya víctima fue una adolescentes de 16 años.

“Es inadmisible que un funcionario público califique de esta manera un hecho de semejante salvajismo. Dejemos de restarle importancia a este tipo de acciones y pongamos en acción las leyes porque esto evidencia la falta absoluta de perspectiva de género y el desconocimiento absoluto de los derechos humanos de quienes ejercen funciones importantísimas en nuestro estado”, manifestó Reyes.

La iniciativa parlamentaria lleva además la firma del los diputados Alfredo Cornejo, el chubutense Gustavo Menna; Lorena Matzen, Karina Banfi, Carla Carrizo, Brenda Austin, José Cano, Sebastian Salvador, Ricardo Bruyaile, Luis Petri y Graciela Ocaña, entre otros.

Al mismo tiempo, en el proyecto se solicita al Poder Judicial de la Provincia de Chubut que disponga urgentemente la capacitación en la Ley Micaela a todos los funcionarios judiciales.

“La minimización de estos hechos y el accionar del fiscal refuerzan patrones culturales que intentamos a diario desterrar sobre la cosificación de las mujeres y la cultura de la violación”; y agregó que al esbozar estos dichos “estamos ante una doble violencia físico-sexual. Una por parte de los violadores que llevaron a cabo el hecho, y otro tipo de violencia institucional por parte del fiscal que minimiza los hechos y dice cosas aberrantes”, destacó la legisladora radical por Santa Cruz.

El caso que fue tildado insolentemente por el fiscal Rivarola como “un “accionar doloso de desahogo sexual”, involucra a una adolescente de sólo 16 años que fue violada en el balneario de Playa Unión en Rawson en el año 2012.

En el marco de una fiesta por el día de la primavera, la joven, que estuvo inconsciente al momento de lo sucedido, fue ultrajada por seis personas. La adolescente pudo denunciar el hecho recién en enero de 2019 porque sufrió un intenso hostigamiento luego de lo ocurrido al punto de tener que mudarse de ciudad.