AFI macrista: los ex agentes de inteligencia acusados de espionaje a CFK pidieron no se detenidos

País (10/6/20). Además de la vicepresidenta y Rodríguez Larreta, también figuran en el listado de presuntas víctimas de espionaje ilegal de la AFI macrista el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santili; la hija de la vicepresidenta, Florencia kirchner; así como otros dirigentes tanto de Cambiemos como del kirchnerismo.

Los dos ex agentes de inteligencia acusados de haber hecho tareas de espionaje ilegal a dirigentes políticos, entre ellos a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, pidieron a la Justicia no ser detenidos.

El pedido lo hicieron Facundo Melo y Leandro Araque, quienes son investigados por el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, en el marco de la investigación por supuestas tareas de espionaje ilegal, consignó NA.

Ante el juez, el abogado de ambos, Fernando Sicilia, pidió la eximición de prisión, que de serles otorgada les permitiría seguir en libertad mientras dure la investigación.

La causa se inició a partir de la confesión del capo narco Sergio «Verdura» Rodríguez, quien aseguró que un abogado de la zona sur del Conurbano le encomendaba tareas de espionaje e incluso la colocación de un artefacto explosivo en la casa del ex subsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa José Vila.

A partir de los mensajes y archivos encontrados en los teléfonos de este capo narco y de otras personas a las que el identificó como parte de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), como ser los dos que ahora hicieron el planteo de eximición, se fueron descubriendo nuevos datos y documentación sobre las supuestas tareas de espionaje ilegal que se llevaban adelante.

Cabe recordar que la titular del Senado nacional estuvo este lunes en el juzgado federal 1 de Lomas de Zamora para interiorizarse sobre los elementos reunidos por la justicia en una investigación por espionaje ilegal del que habría sido víctima durante durante el gobierno de Mauricio Macri.

Fernández de Kirchner se presentó el lunes por la tarde ante el juez Federico Villena acompañada por su abogado, Carlos Beraldi, en el marco de un operativo de seguridad discreto, que incluyó vallas y efectivos de Gendarmería y de la policía provincial.

En su traslado hacia el juzgado de Lomas de Zamora, la titular del Senado de la Nación publicó un video en las redes sociales, donde calificó como «un verdadero y auténtico escándalo» e «inédito escándalo» a la causa en la que se investiga el supuesto espionaje ilegal de la AFI macrista iniciada a partir de la denuncia de la actual interventora del organismo de inteligencia Cristina Caamaño.

Caamaño ya aportó a la Justicia unas 500 fichas de periodistas, dirigentes sociales y políticos, académicos y empresarios, entre otros, que habrían sido espiados.

La denuncia de la interventora de la AFI solicita la citación del ex presidente Mauricio Macri, “en su calidad de responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional (art. 12, ley 25.520)”.