Con el compromiso oficialista de las explicaciones de Méndez (Caja) y Pihen, la oposición posterga cuestión de privilegio

Córdoba (10/6/20). La bancada radical puso en pausa hasta la semana que viene el planteo de apartar de su banca al líder del SEP y legislador oficialista por la polémica que se desató a raíz de la obtención de su jubilación dos días antes de la sanción de la ley de reforma previsional.

Con el compromiso del oficialismo de que comparezca José Pihen a la próxima reunión de Labor Parlamentaria, más la presencia del interventor de la Caja de Jubilaciones, Mariano Méndez, en la Unicameral para dar explicaciones del beneficio jubilatorio otorgado, el bloque de la UCR decidió no impulsar en la sesión de hoy una cuestión de privilegio contra el referente sindical.

Los legisladores radicales habían sumado anoche -como lo adelantó Agenda 4P– el respaldo de sus pares de la bancada de Juntos por el Cambio, con lo cual el reclamo contra Pihen cobró fuerza en las últimas horas en el seno del Parlamento.

De esta manera, las dos bancadas más numerosas del arco opositor se preparaban hoy para demandar el apartamiento de Pihen a su banca al atribuirle el haber utilizado «información e influencias para agilizar su pedido jubilatorio» antes de la última reforma previsional.

Antes del plenario virtual de esta tarde, el oficialismo se comprometió a dar las explicaciones del caso con la presencia de la autoridad del organismo previsional y del legislador cuestionado en el seno de Labor Parlamentaria.

Fue así que la UCR puso en pausa su cuestión de privilegio contra el referente gremial hasta la semana próxima para evaluar las respuestas al pedido de informe presentado con respecto del Expediente Administrativo 0124-099754/2002 iniciado por Jose Emilio Pihen y de la Resolución Serie A Nº 000216/2020, con fecha 18 de mayo de 2020.

Dicho pedido de informes contempla 13 puntos a dilucidar por la Caja de Jubilaciones de la Provincia que incluye la solicitud formal de que se remita copia certificada por funcionario público de la totalidad de las actuaciones administrativas que contiene el expediente administrativo por el cual se otorga el beneficio jubilatorio del parlamentario de extracción sindical.

«Resulta imprescindible determinar la existencia y utilización de información privilegiada por parte del citado legislador Pihen a los efectos de obtener un ventaja patrimonial indebida, rompiendo el principio de igualdad con el resto de los ciudadanos trabajadores que se encuentren en idénticas condiciones que el beneficiario de la jubilación citada», argumentó la bancada radical en su iniciativa.

Para los radicales no existen dudas que «de haberle sido aplicable al legislador Jose Emilio Pihen el régimen de la reciente reforma jubilatoria, el mismo debería disminuir significativamente la cuantía de la jubilación otorgada en virtud de la disminución solidaria que la misma establece».

En su iniciativa, los opositores boina blanca advirtieron que el accionar de Pihen y de los funcionarios, otorgando un beneficio jubilatorio pleno, sin ajustarse a la normativa aplicable, «podría determinar la existencia de conductas dolosas pasible de reproche penal inclusive, más allá de las vías legislativas que pudieran ejercitarse».

El legislador Dante Rossi (UCR) afirmó que Pihen «utilizó información e influencias para agilizar su pedido jubilatorio antes de la última reforma y mantener un expediente abierto durante 17 años, evadiendo cualquier disminución de su futuro haber de pasivo de la administración pública».

La noticia de la jubilación del dirigente sindical y parlamentario oficialista, dos días antes de la sanción de la ley de reforma jubilatoria, generó duras críticas de dirigentes radicales, entre ellos, el titular de la UCR y ex intendente, Ramón Mestre.