Con una masiva protesta que incluyó ollas populares, organizaciones sociales reclamaron apoyo a los sectores vulnerables

País (11/6/20). La concentración de manifestantes protestó frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación bajo las consignas “con hambre no hay cuarentena” y «el hambre no espera».

Organizaciones sociales y movimientos de izquierda llevaron a cabo este jueves una jornada nacional de lucha, que incluyó una olla popular frente al Ministerio de Desarrollo Social, para reclamar asistencia a sectores vulnerables afectados por la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

Bajo las consignas «con hambre no hay cuarentena» y «el hambre no espera» militantes de agrupaciones sociales y partidos de izquierda protestaron en la Avenida 9 de Julio para exigir que se aumente la asistencia alimentaria y sanitaria en los barrios, la generación de puestos de trabajo y aumento en el monto y cupos para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) afirmó que la medida de fuerza se da «ante la grave situación que atraviesa la clase trabajadora y en particular el sector precarizado».

También participaron de la protesta Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y el MST, entre otros.

«Hoy más de 10.000 de trabajadores desocupados salimos a las calles y rutas del país porque el Gobierno nacional no garantiza las condiciones materiales para enfrentar la cuarentena. Tal vez sea la de hoy la mayor movilización que se desarrollara en medio de la cuarentena en todo el país», destacó el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, a través de un comunicado.

Ricardo Acuña, referente del MST-Teresa Vive declaró desde la movilización: “El coronavirus vino a intensificar el hambre en los barrios populares y vemos las consecuencias de años de abandono».

«Creemos necesaria la cuarentena, pero nos obligan a salir porque las respuestas del gobierno son insuficientes», advirtió y acentuó: «Es imposible garantizar los cuidados si en nuestras casas hay escasos alimentos, no tenemos agua ni luz y las ‘soluciones’ están muy lejos de lo necesario».

Por su parte, Mónica Sulle cuestionó que «mientras, a grandes corporaciones las subsidian con ATP sin siquiera controles, y rescatan a empresas como Vicentín. ¿Cómo pueden decir que priorizan la vida antes que la economía? Necesitamos una respuesta urgente del ministro Arroyo y no descartamos nuevas acciones en los próximos días, porque con hambre no hay cuarentena”.

Según indicaron a NA fuentes del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo, hay «diálogo permanente» con las organizaciones sociales y «se están distribuyendo alimentos secos» a ONGs, organizaciones sociales e iglesias de todo el país.

A la vez, recordaron el envío de fondos a provincias y municipios, así como la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y los bonos a distintas asignaciones. No obstante, desde el MST-Teresa Vive resaltaron que «el IFE no nos incluye».

«El viernes confirmamos que se dará un bono de 3.000 pesos para beneficiarios del programa Potenciar Trabajo, que no cobraron el IFE», indicaron las misma fuentes de la cartera social.

En Córdoba

La protesta se replicó en la Capital cordobesa frente al Patio Olmos. Las organizaciones sociales y políticas locales aseguraron que «a 80 días el Gobierno no garantiza una cuarentena en condiciones dignas».

En un pronunciamiento rubricado por POLO OBRERO -MTR HISTÓRICO – MTR VOTAMOS LUCHAR – C.U.Ba. M.T.R.- M.I.D.O.– MAR, MOV 29 DE MAYO -BLOQUE PIQUETERO NACIONAL (T.Or.Re- AGRUPACION ARMANDO CONCIENCIA-RUP- O.T.L.)- MTR 12 DE ABRIL – FDU, BUEL, A TRABAJAR, -AGRUP 17 DE NOVIEMBRE – M.D.L – MTL REBELDE, se reclamó alimentos para los comedores populares.

También se demandó la provisión de elementos y kits sanitarios para comedores y personas en riesgo, y la realización de testeos en todos los espacios populares para evitar que se multiplique el virus.

El reclamo incluyó además un seguro al desocupado de $30 mil y apertura y aumento de los planes sociales.