Le piden al COE una mayor flexibilización que permita la urgente reactivación económica en la Ciudad

Ciudad de Córdoba (11/6/20). La demanda apunta a la normalización de todas las actividades económicas que no impliquen aglomeraciones masivas y extremar los cuidados de los adultos mayores y grupos de riesgo.

El concejal Rodrigo de Loredo (Evolución), junto a la representante de la oposición en el COE provincial, Elisa Caffaratti, le pidió al COE que avance en una mayor flexibilización que permita la «urgente reactivación económica» en la Ciudad, y a su vez se implementen medidas especiales para el cuidado de los adultos mayores y los grupos de riesgo.

El edil acompañó su solicitud con un relevamiento censal que realizó en los hogares de la Ciudad sobre la situación de los mayores de 60 años con el fin de focalizar el diseño de políticas que permitan reforzar con mayores cuidados a ese sector. En Argentina el 80% de las víctimas por Covid-19 son mayores de 60.

“Cumpliremos 100 días de aislamiento en la Capital y necesitamos diseñar un modelo equilibrado entre salud y economía. Tenemos que volver a la normalidadnuestra propuesta es simple: liberar más actividades económicas y gestionar el cuidado a las personas con factores de riesgo«, argumentó De Loredo.

Al respecto, destacó: «Debemos avanzar dentro de las facultades que otorga el decreto nacional y aperturizar todas las actividades que no conlleven aglomeraciones masivas, sin descuidar medidas de seguridad”.

Otro aspecto reclamado por de Loredo tiene que ver con los anuncios y protocolos. “Entramos en una etapa de exceso de burocracia, acciones imprudentes y sesgo político electoral, sumado al cansancio social por la cuarentena. Existe mucha confusión en la gente, ya nadie sabe que está permitido y que no, y de esta forma tantos protocolos pierden su sentido», advirtió.

En ese sentido, consideró necesario «simplificar los protocolos y confeccionar los mínimos e indispensables, que sean claros». «Se está perdiendo de vista lo esencial: cuidar a los grupos de riesgo. Debemos poner el énfasis en ellos”, acentuó.

En cuanto a las consecuencias de la parálisis económica, el concejal de Evolución aseguró que «la situación social es grave» y detalló que «en la Capital tenemos unos 114 asentamientos informales, donde viven cerca de 70 mil personas, la crisis incrementará esas magnitudes».

«Se estima que el desempleo ya se duplicó (al 19,6%) respecto del año pasado. La caída en la actividad comercial es drástica, las empresas del sector privado tienen graves dificultades. Hay una debacle económica”, subrayó.

Por último, el edil remarcó que no se puede permitir que «se destruya aún más el sistema productivo porque las consecuencias sociales serán incalculables”.

Relevamiento

De Loredo realizó un relevamiento censal sobre 350.000 hogares de la ciudad vía telefónica, acerca de la realidad de los adultos mayores. De los contactados, se procesaron 3.626 respuestas de hogares donde al menos vive algún adulto mayor de 60.

El panorama que arrojó el estudio indica que en general los adultos mayores se encuentran afectados por la imposibilidad de trabajar y de salir al banco a realizar los trámites debido al confinamiento, en conjunto representan el 50% de los principales problemas indicados,

Casi un 30% mencionó no estar vacunado contra la gripe, porcentaje que aumenta al 36% en el sub grupo de 60 a 64 años; casi un 25% debió restringir la compra de elementos de higiene y limpieza por su situación económica.

Un dato llamativo es que el 88% de los encuestados no está interesado en recibir ayuda de un voluntario. Además, un 23,4% necesita salir diariamente para realizar alguna compra y un 39% debe salir algunas veces.