El arco empresario y el Campo de Córdoba cierran filas en rechazo a la expropiación de Vicentin

Córdoba (18/6/20). Las cámaras empresariales y la Mesa de Enlace de la provincia expresaron su fuerte rechazo a la medida del Gobierno albertista a la que calificaron como un «avasallamiento del Estado».

Aunque el pedido de votar en contra de la expropiación, impulsada por el Ejecutivo nacional y el nucleo duro del kirchnerismo, fue dirigido a todos los legisladores nacionales por Córdoba, el mensaje apuntó al gobernador Juan Schiaretti y los parlamentarios que le responden, quienes siguen sin pronunciarse al respecto.

Los representantes de cámaras empresarias y de la Mesa de Enlace de la provincia se reunieron este jueves en Jesús María para rechazar la intervención y expropiación de la empresa agroexportadora. El accionar del Gobierno del Frente de Todos fue catalogado como un «avasallamiento del Estado».

El fuerte reclamo del arco empresario y del Campo se plasmó en un documento avalado por 88 entidades locales que fue remitido al gobernador Juan Schiaretti y a los tres senadores y 18 diputados nacionales por Córdoba.

En el pronunciamiento conjunto, los empresarios y dirigentes ruralistas pidieron a los representantes cordobeses en el Congreso nacional «defender los derechos y garantías consagrados por nuestra Constitución Nacional, hoy amenazados por el proyecto de expropiación» de Vicentin, impulsado por el Ejecutivo nacional.

Asimismo, destacaron que dicha iniciativa «atenta contra la independencia de los poderes del Estado, invadiendo la injerencia del Poder Judicial, atacando los derechos y garantías constitucionales de las empresas y de la iniciativa privada».

«Violenta las reglas institucionales y marcos de regulación propios de los negocios, poniendo en vilo la confianza y la seguridad jurídica, tan necesarias para la inversión y el crecimiento económico», acentuaron.

En otro tramo del documento, las cámaras empresarias y al Mesa de Enlace de Córdoba advirtieron que la expropiación de Vicentin constituye «una señal negativa para el resto de los actores económicos, tanto internos como externos, y genera desincentivos a la inversión privada».

A su vez, se manifestaron en contra de asignar recursos para afrontar esta decisión del Estado que «deberían destinarse a otros fines» e hicieron hincapié en los fondos que se distribuyen para sostener «empresas estatales ineficientes» que generan «abultados déficit».

Al reafirmar su contundente rechazo, demandaron a los senadores y diputados nacionales «a actuar con conciencia y con responsabilidad para impedir que avance un proyecto de esta naturaleza».

Los parlamentarios nacionales de Juntos por el Cambio, que son mayoría en la representación cordobesa en el Congreso, ya adelantaron el rechazo y su voto en contra de la expropiación de Vicentin.

Quienes guardan silencio y están en una posición incomoda -ante su electorado y el Gobierno nacional- son los cuatro diputados de Hacemos por Córdoba (Carlos Gutiérrez, Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio y Claudia Márquez) que responden al gobernador Schiaretti.

Por otro lado, se descuenta que los tres legisladores nacionales que integran la bancada del Frente de Todos (Gabriela Estévez, Pablo Carro y Eduardo Fernández) apoyarán el proyecto del Ejecutivo nacional. También lo respaldará el senador albertista Carlos Caserio.