Vicentin: si la Justicia rechaza la propuesta de Perotti, Fernández afirmó que estará obligado a expropiar

País (20/6/20). El Jefe de Estado aseguró que el fallo judicial que frena la intervención de la empresa Vicentin es “un dislate jurídico de magnitud».

El Presidente Alberto Fernández cuestionó hoy el fallo de la justicia de Reconquista que restituyó al directorio de Vicentin y advirtió que si el magistrado que sigue la causa «dice que no» a la propuesta presentada por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, «no queda otro camino posible más que el de la expropiación».

De esta manera, el titular del Ejecutivo nacional rechazó que haya dado «marcha atrás» con su idea, luego de la reunión que mantuvieron anoche Fernández y Perotti en Olivos, donde el mandatario santafesino le presentó un proyecto de intervención de la cerealera pero «sin expropiación».

Se trata de un proyecto mediante el cual la provincia de Santa Fe, a través de la Inspección de Personas Jurídicas, solicitará a la justicia que interviene en el concurso de acreedores, la «conformación de un órgano de Intervención» durante todo el plazo que se extienda el proceso judicial y que no contempla una instancia de expropiación.

Ayer también el juez de primera instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista, Fabián Lorenzini, aceptó restituir la administración de la empresa Vicentin SAIC a sus directivos, por un plazo de 60 días, y otorgó el rol de veedores a los interventores designados por el Poder Ejecutivo.

En sus declaraciones de hoy a El Destape radio, Fernández aseguró que el fallo judicial es “un dislate jurídico de magnitud» y planteó que si el juez de Reconquista no autoriza el planteo realizado por el gobernador Perotti de buscar la solución “vía concurso”, “no habrá otro camino más que la expropiación”.

«Valoro enormemente el esfuerzo de Omar Perotti, que trabajó conmigo tratando de encontrar una solución, y presentó una salida», remarcó, mientras advirtió: «Si no me dejan esta opción, no tengo otra más que la expropiación».

A su vez, Fernández advirtió que «nosotros no podemos dejar que esos mismos accionistas sigan al frente de la empresa porque son los causantes del problema». Al respecto, insistió en que los dueños de Vicentin pidieron que «el Estado se haga cargo del problema».

«El que pidió la intervención del estado se llama (Sergio) Nardelli, el directivo que condujo todos estos años Vicentin», reiteró y apuntó: «A la luz de la situación que vivimos, la única posibilidad cierta que yo vislumbro es la expropiación».

El Presidente aseguró: «Estoy absolutamente dispuesto a hacer lo que dije el primer día, rescatar Vicentin. Para llegar a ese objetivo se puede dar por dos vías, por concurso o por expropiación».

La propuesta de Perotti se planteó como una «alternativa superadora» a la iniciativa que el Gobierno nacional dispuso mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 552, ya que si bien prevé una intervención en la conducción de la cerealera no contempla la alternativa expropiatoria con la cual se pensaba avanzar mediante su análisis en el Congreso, el punto más resistido desde distintos sectores empresariales.