Municipales protestaron por la caída de 117 contratos y advierten que se profundizará el conflicto

Ciudad de Córdoba (30/6/20). La manifestación de esta mañana que encabezó la titular del gremio del Suoem fue a raíz de que la Municipalidad resolviera no renovar más de cien contrato a trabajadores municipales. Por su parte, la concejala Vilches (FIT) reclamó el «pase a plante de todos los trabajadores contratados que LLaryora quiere despedir».

La protesta que se realizó en la mañana de este martes en la sede de Tribunales de Faltas en calle Avellaneda, fue convocada -en principio- por habersele descontado el adicional por función laboral a trabajadores de esa repartición.

Tras conocerse la caída de 117 contratados, el Suoem profundizó su reclamo por las cesantías de este grupo de empleados en un contexto complicado por la pandemia de coronavirus.

En la manifestación estuvo presente la secretaria general del Suoem, Beatriz Biolatto, quien cuestionó el accionar de la gestión Llaryora. Por lo que se sabe a través de la prensa, la dirigente sindical resaltó que «son 117 familias en la calle, sin trabajo, sin un criterio, arteramente, unilaterlamente, generando angustia».

«Es el único intendente y funcionario en el país que en plena crisis económica y sanitaria está dejando a la gente en la calle», afirmó Biolatto y enfatizó que desde el gremio van a defender a los contratados desvinculados. También sostuvo que «este conflicto se va a profundizar».

Por su parte, el secretario de prensa del sindicato, Damián Bizzi, expresó que a pesar de la promesa del Ejecutivo de no recortar en educación y salud, «los que primero llegaron eran de medicina preventiva, de auxiliares de escuelas, de las áreas sociales, pero hoy haremos un relevamiento para tener una información más acabada de qué reparticiones son y quiénes son», acentuó.

Pase a planta

En este marco, la concejala Laura Vilches (Frente de Izquierda), impulsa -a través de un proyecto de ordenanza que ingresó hoy al Concejo- el pase a planta permanente, con todos los derechos incluidos, de aquellos contratos que vencen hoy, 30 de junio.

La iniciativa abarca a todos aquellos que revistan también bajo la forma de monotributos y becarios y las contrataciones que hayan excedido los seis meses. Se deja afuera explícitamente, a todo aquel personal de la llamada “planta política”.

Desde anoche, trabajadores comenzaron a denunciar, que les llegaron notificaciones al Ciudadano Digital, donde el municipio notificó del fin de la relación laboral. En medios de comunicación, la secretaria municipal Veronica Bruera, afirmó que son 117 los casos.

«Buscamos el pase a planta permanente de todo el personal que habiendo ejercido funciones y desempeñado tareas equivalentes a las del personal de planta por un tiempo superior a 6 meses, debe disponerse concurso para su cargo, y conforme idoneidad y experiencia, se habilite la posibilidad para su pase a planta», argumentó la edila.

A su vez, Vilches cargó duro contra la administración de Martín Llaryora y sus antecesores. “La política de Hacemos por Córdoba, encabezada por el Intendente Llaryora, que mientras da de baja contratos, reemplaza con “servidores urbanos” que cobran 10000 pesos miserables para realizar tareas para las cuales ya hay designados trabajadores, no es más que un intento de avanzar en la precarización laboral», opinó.

La crítica también fue dirigida al ex intendente radical. Al respecto, la representante de la izquierda en el Concejo Deliberante. «La gestión de Ramón Mestre, así como otros intendentes han usado el contrato y las otras formas de precarización como herramienta política de forma perversa, especulando con el alimento y sustento de las familias trabajadoras”, cuestionó.