Por deudas salariales, los choferes de UTA llevan adelante un paro por tiempo indeterminado en el interior del país

País (2/7/20). Hay distintos ítem que componen el salario de los trabajadores de colectivos que se adeudan. El transporte público en los principales distritos del interior del país se encuentra paralizado ante la medida de fuerza dispuesta por el gremio de la UTA.

Choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) realizan este jueves un paro de actividades en las principales ciudades del país, excepto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en reclamo del pago de salarios y del medio aguinaldo correspondiente a junio, aunque la deuda de distintos ítem se arrastra de meses anteriores.

La medida comenzó en el primer minuto del día de hoy y, entre las principales ciudades afectadas, se encontraban Córdoba, Santa Fe, Rosario, Mar del Plata y Tucumán, mientras que el cese de tareas no abarcaba al transporte de larga distancia.

El secretario adjunto de la UTA seccional Rosario, Sergio Copello, contó en declaraciones a la radio LT8 de esa ciudad que los trabajadores no percibieron «el decreto de 4 mil pesos y eso suma una deuda de 16 mil pesos por trabajador, al día de hoy».

«Hay liquidaciones incorrectas, aguinaldo vencido y no hay propuesta de pago», explicó el gremialista, quien sostuvo que, además, «el salario de junio se estaría cobrando a lo largo de todo julio».

En tanto, el secretario de Transporte santafesino, Osvaldo Miatello, señaló que «la crisis del transporte público es producto de que (por la pandemia de coronavirus y las medidas de aislamiento social) cayó el número de pasajeros y la recaudación, lo que hace que las empresas no tengan margen para pagar», añadió, según consignó Télam.

La ciudad de Córdoba es otra de las jurisdicciones afectadas por la medida de fuerza que se desarrolla desde la tarde de ayer, aunque en el interior provincial y el Gran Córdoba el transporte interurbano lleva ya 81 días ininterrumpidos de paro, en todos los casos por deudas salariales.

En la mañana de ayer, afiliados de las empresas ERSA y Aucor, del transporte urbano, habían comenzado con medidas de fuerza y, durante la tarde, se sumaron los de Coniferal y Tamse a partir de la convocatoria nacional.

En el caso de la Asociación Obreros de la Industria del Transporte Automotor (Aoita) de la provincia, el gremio mantiene un paro desde el 13 de abril último por los mismos reclamos, medida que afecta a las localidades del interior provincial y del Gran Córdoba.

El Consejo Directivo Nacional de la UTA y las Juntas Ejecutivas Seccionales del interior del país habían comunicado ayer que el sector «padece serias dificultades en el pago de los salarios como consecuencia del tratamiento inequitativo, cada vez más acentuado, en relación con el AMBA y el desconocimiento de los gobiernos provinciales a la problemática».

En un comunicado, la UTA advirtió también que hay «jurisdicciones y empresas que no cumplieron con la suba salarial acordada ni con deudas del ‘incremento solidario’ determinado mediante el Decreto 14/2020».

El gremio juzgó que esa situación es «la contracara de la realidad en el AMBA, con subsidios, y por ende, salarios mensuales y aguinaldo en término».