Dirigentes de distintas extracciones políticas repudiaron las amenazas de muerte que recibió Passerini

Ciudad de Córdoba (3/7/20). «Las amenazas que debió padecer Passerini no son solo para él y los suyos: son para la nueva manera de gestionar en la Municipalidad», afirmó la bancada de ediles de Hacemos por Córdoba. A su vez, concejales y dirigentes de otras fuerzas políticas se solidarizaron con el viceintendente capitalino.

Ante las amenazas anónimas contra su persona y la de su familia a su teléfono personal, el viceintendente Daniel Passerini realizó la denuncia correspondiente ante la fiscalía de turno.

«Confío en la Justicia, que actuará encontrando a los responsables y aplicando todo el peso de la ley», afirmó el titular del Concejo Deliberante en un mensaje a través de Twitter por el cual confirmó el lamentable suceso.

En este marco, el bloque de concejales de Hacemos por Córdoba (HPC) expresó su repudio y rechazo hacia las amenazas de muerte que sufrió en las últimas horas el viceintendente Passerini.

Los ediles oficialistas señalaron -en un comunicado- que la segunda autoridad de la Ciudad Capital recibió en su teléfono personal mensajes amenazantes e intimidatorios que se dirigían hacia integrantes de su familia, de manera artera y anónima.

«Este tipo de gestos tristes y lamentables constituyen un atentado, no solo contra la vida y la integridad de la segunda autoridad de nuestra Ciudad, sino contra todas las vecinas y vecinos que desean vivir en una Córdoba donde prevalezca el respeto, la tolerancia y la paz social», destacaron.

A su vez, advirtieron que «las amenazas que debió padecer Passerini no son solo para él y los suyos: son para la nueva manera de gestionar en la Municipalidad» y acentuaron: «Son amenazas a una nueva ciudad de Córdoba que estamos construyendo, en la que no haya más lugar para la violencia. Porque los únicos dueños de la ciudad son los vecinos y vecinas».

En este contexto, los integrantes de la bancada HPC manifestó su desacuerdo como fuerza política «a todo acto de violencia en contra de cualquier trabajador o autoridad de la Ciudad, que atenten contra la paz social y vulneren sus derechos como ciudadanos de nuestra Córdoba. Como así también contra la integridad del patrimonio público, que nos pertenece a todos».

Por su parte, el titular del bloque Córdoba Cambia, Juan Negri, se solidarizó con Passerini. El edil radical afirmó que «solo los cobardes pueden cometer semejante barbaridad, son prácticas que no deben tolerarse bajo ningún punto de vista y deben ser repudiadas por todos».

El diputado nacional Luis Juez y los concejales del Frente Cívico Ricardo Aizpeolea y Armando Fernández se comunicaron con el viceintendente para solidarizarse por las amenazas recibidas a la vez que repudiaron el accionar violento y cobarde de los responsables de dicha intimidación.

«Repudio total a las cobardes y mafiosas amenazas dirigidas al viceintendente Daniel Passerini y a su familia. Ningún derecho se defiende mediante estos métodos que atrasan y nos avergüenzan. Mi solidaridad y apoyo también a la Secretaria General del Municipio, Verónica Bruera», expresó el concejal Rodrigo de Loredo (Evolución).

También se pronunció en igual sentido, el jefe de la bancada UCR, Alfredo Sapp, quien enfatizó: «Mi solidaridad y acompañamiento al viceintendente
Daniel Passerini por las amenazas sufridas y el repudio para el autor de tan cobarde hecho».

Desde el bloque vecinalista, el edil Juan Pablo Quinteros manifestó su solidaridad y acompañamiento «al viceintendente municipal Daniel Passerini y a todo funcionario que sufra cualquier intento de amedrentamiento en el ejercicio de su función».

«Cobardes amenazas escondidas en el anonimato sólo reflejan un grado de intolerancia que repudiamos», aseveró el opositor.

«Lamento la situación que le toca vivir a nuestro viceintendente Daniel Passerini. Repudio las cobardes amenazas que sufrió y espero que todo se esclarezca. Un abrazo Daniel!», opinó Olga Riutort (FdG) a través de las redes sociales.

Ante los pronunciamientos de los dirigentes opositores, el bloque oficialista valoró «las muestras de apoyo» de todas las fuerzas políticas que conforman el Cuerpo legislativo de la Ciudad y depositó su confianza «en que la Justicia determinará las responsabilidades y los culpables de este reprochable acto».

«Queremos vivir en una Córdoba donde impere la paz social. En la que cada vecino o vecina tenga derecho a manifestarse dentro del margen de la ley y en la que no sucedan más este tipo de amenazas y agravios», subrayaron los ediles peronistas.