El juez Villena fue apartado de la causa que investiga el presunto espionaje ilegal

Buenos Aires/País (3/7/20). El tribunal de apelaciones hizo lugar al planteo de varios abogados defensores, apartó al juez del caso y resolvió que la causa en su totalidad pase al juzgado federal 2 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Luis Auge.

La Cámara Federal de La Plata apartó al juez Federal de Lomas de Zamora Federico Villena de la causa por supuesto espionaje ilegal contra dirigentes políticos, entre ellos la vicepresidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

Lo hizo a partir de la recusación que plantearon varios abogados de los espías, quienes cuestionaron la competencia del juez Villena en esta causa y a partir de esta resolución la misma quedará en poder de su par de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge.

La recusación contra Villena había sido presentada por los abogados Alfredo Oliván, que representa al ex agente penitenciario Jorge «Turco» Sáez, y Fernando Sicilia, que patrocina a los ex miembros de la AFI Facundo Melo y Leandro Araque.

Según los letrados, «las referencias periodísticas y las manifestaciones indicadas colocarían al juez recusado como responsable de un hecho ilícito o, eventualmente, como damnificado por un delito contra la administración de justicia«.

En su resolución, el juez de Cámara Agustín Lemos Arias -a cargo del Tribunal durante le feria extraordinaria- aceptó las recusaciones de los tres acusados contra Villena por presunta «parcialidad » y pasó el expediente al otro magistrado de Lomas de Zamora, Auge.

Villena ya había ordenado la detención de 22 personas- se efectivizaron 18-, entre las que figuran ex agentes de la AFI y funcionarios del gobierno de Mauricio Macri, y había comenzado con las indagatorias a los apresados, entre los que están el exagente Alan Ruiz y la exfuncionaria Susana Martinengo.

El principal cuestionamiento que recae sobre Villena es que él mismo fue quien ordenó implementar las escuchas que se investigan en otra causa de espionaje ilegal, en este caso sobre el Instituto Patria, el centro de estudios de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

«Entiendo que el juez recusado no se halla en la posición de imparcialidad necesaria para seguir al frente de la investigación y para decidir sobre los hechos que son objeto de pesquisa», afirmó el camarista en su resolución.