Diputados: el Frente de Todos rechaza declara la emergencia del sector turístico

País (21/7/20). En cambio, el oficialismo avanza con un plan que no contempla la situación actual del sector, advirtieron desde la bancada de la UCR de la Cámara baja. El dictamen de mayoría, del Frente de Todos y bloques afines, «no tiene las herramientas que pide el sector», afirmó el diputado Mestre.

La Comisión de Defensa del Consumidor de la Cámara de Diputados, presidida por Diego Mestre, recibió hoy a representantes del sector turístico, para escuchar su posición sobre los dos dictámenes emitidos el 7 de julio en la Comisión de Turismo.

La mayoría del Frente de Todos, junto con el diputado José Luis Ramón, votaron por el dictamen que había obtenido la mayoría en la Comisión de Turismo. Así se inclinó la balanza con 17 votos, contra 14 de la minoría.

“El dictamen de mayoría, del Frente de Todos y bloques afines, propone un plan de auxilio, infraestructura y promoción del turismo. Estas son ayudas que el sector puede llegar a necesitar más adelante, pero ese dictamen no tiene las herramientas que pide el sector y que están incluidas en el dictamen de minoría, de Juntos por el Cambio», destacó el diputado Mestre.

El legislador cordobés aseguró que el despacho de la oposición «no sólo declara la emergencia del sector, sino que también establece beneficios financieros, tributarios, fiscales y laborales que necesita el sector hoy para seguir subsistiendo y manteniendo sus fuentes de trabajo”.

Las agrupaciones del sector del turismo vienen reclamando que se declare la emergencia para el sector. “Después de 4 meses y con facturación cero, dónde nos insertamos las pymes en este plan de auxilio y capacitación que pretende reemplazar a la ley de emergencia turística”, lanzó a modo de interrogante y crítica Alejandra Barszani, presidenta de la Asociación Civil de Agentes y Agencias de Viajes Pymes Argentinas (Avaece), al comenzar la reunión de comisión.

Por su parte, Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo, advirtió que es la primera actividad que ha parado, será la última en arrancar y la que más tarde recuperará su ritmo de trabajo normal.

En su exposición, el empresario planteó algunos puntos que no pueden dejarse de lado para que la ley sirva: “Necesitamos una ley que por lo menos tenga un año de vigencia y con una posible prórroga; deben contemplarse a todas las empresas, desde las más grandes a las más chicas, que están todas paralizadas».

A su vez, demandó «la continuidad por ley de las ATP para la actividad turística, porque hoy ya no se pueden solventar los costos fijos con un ingreso fijo» . Y pidió además «beneficios fiscales e impositivos porque se hace insostenible la actual presión tributaria; las reprogramaciones y devoluciones, que afecta tanto al transporte como a la hotelería, y donde se ven involucrados los agentes de viajes”.

Mestre remarcó que “el turismo es el cuarto sector exportador de servicios, es una gran fuente de ingreso de divisas, hay más de un millón de puestos de trabajo en el país y es fundamental para la reactivación económica. Del 20 de marzo a esta parte no han podido prácticamente facturar. Es urgente el tratamiento de este tema que hace a una problemática del sector».

«Es imposible que debatan pagar adelantos del impuesto a las ganancias según la facturación de 2019, cuando este año casi no van a tener facturación; también se deben suspender las ejecuciones fiscales”, puntualizó.

También reclamó que se reconozca y se garantice los derechos de los consumidores, que son derechos consagrados en nuestra Constitución. Y dijo que el dictamen de mayoría tiene dos artículos relacionados a esta temática, mientras que el de minoría tiene seis artículos, con un detalle pormenorizado en relación a esta temática.

El diputado Alfredo Cornejo, titular de la Comisión de Turismo, recordó que se presentaron varios proyectos de emergencia, “oficialistas y opositores, con distintas iniciativas, pero todos coincidían en declarar la emergencia».

«El dictamen mayoritario que triunfó en la Comisión de Turismo no declara la emergencia y no da beneficios fiscales, sino que da un plan de promoción al turismo, que es bienvenido, pero que es un programa para las empresas, prestadores y monotributistas que queden en pie y que puedan acceder a ese plan promocional», enfatizó el mendocino.

El legislador radical subaryó que «el dictamen minoritario da claros beneficios fiscales en materia de Ganancias, en materia de IVA. Esto es lo que todo el sector necesita. La Argentina entró a esta cuarentena sin ahorro, sin financiamiento y sin moneda. Eso no es gratuito, e impacta sobre todos los sectores. La mayoría de la cadena en el ámbito turístico son empresas familiares”.

Previamente, Graciela Fresno, presidenta de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), dijo que este sector va a ser uno de los últimos en salir de esa situación de parálisis.

“Cuando volvamos a abrir no vamos a tener tampoco una situación de normalidad, vamos a salir con muchas dificultades. Vamos a convivir durante mucho tiempo con esta nueva normalidad. Nuestro sector no va normalizarse antes de 2022. Necesitamos el mantenimiento de las ATP durante todo el tiempo que dure la situación de emergencia. Y Necesitamos de una ley de emergencia para poder sostener las puertas abiertas y mantener los puestos de trabajo”, señaló.

“Sin empresas no habrá derechos de los consumidores por los que reclamar. Necesitamos que salven a las empresas y a sus empleos, y así estarán ayudando a sus clientes, los consumidores”, afirmó luego Gustavo Hani, presidente Federación Argentina de Asociaciones de empresas de viajes y turismo; quien como el resto de los invitados a la reunión, reclamó que los legisladores voten la declaración de emergencia del sector.

“Necesitamos la declaración de la emergencia ya. El proyecto del oficialismo está pensado para el día después, pero nuestros problemas son ahora. Es como presentar un plan de fisioterapia a un enfermo terminal”, dijo Marcelo Molas, representante de los Agentes de Viajes Autoconvocados.