La actividad económica cayó 20,6% en mayo

País (22/7/20). Aunque mejoró respecto a abril. Así lo informó el Indec. En los primeros cinco meses, la baja interanual fue de 13,2%.

La actividad económica tuvo en mayo una caída del 20,6% en relación con el mismo mes del año pasado, aunque registró una mejora del 10% en comparación con abril, el peor mes de la pandemia, en la medición desestacionalizada dada a conocer hoy por el Indec.

En los primeros cinco meses del año el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) acumuló una caída de 13,2% con relación al mismo período de 2019 y acumula una serie ininterrumpida de retrocesos interanuales desde junio de 2018, con lo que completa 24 meses consecutivos de bajas.

El organismo estadístico indicó que la mejora mensual “obedeció fundamentalmente a una mayor flexibilización de las restricciones a la circulación, sobre todo en las provincias menos afectadas por el Covid-19”, al punto que 12 de los catorce sectores de la muestra tuvieron una recuperación en relación con abril.

De todos modos, la comparación interanual no deja tanto margen al optimismo si se tiene en cuenta que con la excepción de Pesca, que aumentó 61,5%, todos los capítulos cerraron con retrocesos, liderados por Hoteles y restaurantes con un derrumbe del 74,3% en relación con mayo de 2019.

Otros dos sectores con caídas significativas fueron los de Servicios comunitarios, sociales y personales (-72,1%) y Construcción (-62,2%).

Con caídas más atenuadas, si bien por arriba del 20,6% general, se ubicaron Industria manufacturera (-25,7%), Transporte y comunicaciones (-21,6%) y Comercio mayorista, minorista y reparaciones (-20,9%). Los nueve rubros restantes tuvieron bajas menores al promedio general.

Canasta básica

El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 0,9% en junio, lo que determinó que una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesitara ingresos por $ 18.029,10 para no caer en la indigencia, informó este miércoles el Indec.

En tanto, la Canasta Básica Total (CBT) avanzó 1,7%, con lo que el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $ 43.810,70 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

Esta suba del 1,7 % en la CBT estuvo relacionada con el aumento del 6,6% de Indumentaria y Calzado, un rubro cuyas ventas se vieron casi paralizadas hasta mayo inclusive, debido a las restricciones al comercio que impuso la cuarenta para evitar la propagación del Covid-19.

El Indec dio cuenta la semana pasada que la inflación minorista durante junio ascendió al 2,2 %, y con el rubro Alimentos y Bebidas mostrando una suba menor a la general, con un avance de 1 %.

De esta forma, la CBA, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para la subsistencia, y que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, acumuló un incremento del 15,7 % en el primer semestre del año.

En tanto la Canasta Básica Total, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 12,4. % entre enero y junio.