En plenario de la CTA, Fernández afirmó que su Gobierno recibió «un Estado destruido, en condiciones patéticas»

País (27/7/20). La cúpula y la dirigencia del país de esta organización sindical respaldó al titular del Ejecutivo nacional.

El Presidente Alberto Fernández participó este lunes de forma remota del plenario de la Central de Trabajadores Argentinos, que encabeza el sindicalista y diputado nacional del Frente de Todos, Hugo Yasky.

«Hemos recibido un Estado absolutamente destruido. En condiciones francamente patéticas. Pero nos hemos impuesto la obligación de preservar las empresas y las fuentes de trabajo», aseguró el primer mandatario ante la dirigencia sindical.

En este marco, Fernández consideró que el Estado busca que aquel que está trabajando «tenga la tranquilidad de que ayudarán a su empleador a pagar los salarios».

«No podemos seguir viviendo en ese país. Ese no es un país justo. Nadie que haya abrazado la política puede quedar ausente del debate que supone integrar a todos los sectores de la sociedad a la sociedad argentina. Tenemos que proyectar un país en el que todos estén incluidos», afirmó.

En su discurso, el Presidente subrayó: «Fuimos víctimas de un capitalismo que le dio prioridad a lo financiero sobre lo productivo. Y lo productivo tiene que ser lo central. Cuando una empresa empieza a prestarle atención a la timba financiera, el capitalismo empieza a debilitarse».

«Estamos viviendo un tiempo difícil y único en la Argentina y el mundo. El tiempo nos obliga a repensar el presente y el futuro», aseguró el titular del Ejecutivo nacional sobre la pandemia.

Al tiempo que resaltó: «Sabemos que debemos dar esta pelea preservando la salud de la gente. No tiene sentido pensar en un futuro donde a las fábricas la gente va a enfermarse».