Juntos por el Cambio reafirmó sus críticas contra la moratoria impositiva que aprobará la bancada del Frente de Todos

País (29/7/20). La coalición política opositora a nivel nacional apuntó nuevamente al caso de Oil Combustibles del Grupo Indalo. También desde Córdoba se escuchó la voz crítica del ex legislador radical Miguel Nicolás sobre el voto positivo de los diputados schiarettistas.

Los partidos integrantes y los bloques parlamentarios de Juntos por el Cambio emitieron hoy un duro documento en el que cuestiona aspectos de la Ley de Moratoria enviada por el Ejecutivo nacional en la que se beneficia a Oil Combustibles.

La oposición calificó a la iniciativa que se apresta a aprobar los diputados del Frente de Todos y sus aliados de bancadas provinciales como “una verdadera afrenta para aquellos que continuaron pagando sus obligaciones o tuvieron que dejar de hacerlo obligados por la dureza del contexto”.

Los dirigentes políticos y legisladores de JxC advirtieron que en el caso de Oil Combustibles del Grupo Indalo, sus “accionistas están afrontando un juicio oral y público por administración fraudulenta contra el Estado Nacional por haberse apropiado durante años del impuesto a los combustibles que pagaban los consumidores”.

Remarcaron que “al momento de la denuncia en marzo de 2016 el monto aproximado de sus incumplimientos ya ascendía a cerca de 8 mil millones de pesos correspondientes a sus obligaciones del período 2013/2015”.

“La quiebra de Oil Combustibles tiene bienes por US$100 millones para repartir entre los acreedores. Un plan de pagos a 10 años no solo posterga innecesariamente el cobro por parte de AFIP (que representa el 90% del total de las acreencias de la quiebra), sino que resulta una verdadera afrenta para aquellos que continuaron pagando sus obligaciones o tuvieron que dejar de hacerlo obligados por la dureza del contexto”, enfatizaron los opositores en su pronunciamiento.

En el primer párrafo del documento, Juntos por el Cambio expresó que “en el contexto de una crisis económica y social profunda e inédita, una moratoria amplia para contribuyentes en problemas debe ser una política excepcional” y destacó que “su foco debe estar en quienes con enorme esfuerzo siguieron cumpliendo con sus obligaciones tributarias y quienes no pudieron hacerlo por el contexto vigente y a su pesar”.

Para la coalición política conformada por radicales, macristas y lilistas, “las moratorias son, ya de por sí, políticas públicas inequitativas y que erosionan la cultura tributaria”.

No obstante, acentuaron: “Somos conscientes de que en las actuales circunstancias muchas empresas e individuos se han visto obligados a postergar pagos. Y en esos casos, el rol del Estado es poder ir en auxilio de quienes, queriendo pagar porque su historia tributaria así lo demuestra, no han podido hacerlo”.

Es por ello que argumentaron que «por estas mismas razones, el Estado debe reconocer y premiar a aquellos que a pesar de la gravedad de la crisis, cumplieron en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales».

«Estas herramientas excepcionales deben ser utilizadas para preservar las relaciones laborales, esto es para asegurar la supervivencia tanto de las empresas como de las fuentes de trabajo», subrayaron.

Al tiempo que advirtieron que no resulta justo que «sea utilizada en el caso de empresas con procesos de quiebra sin continuidad y que incumplieron por decisión propia con sus obligaciones impositivas».

Voz radical

Desde Córdoba, el referente de Fuerza Renovadora, el ex legislador provincial Miguel Nicolás, apuntó contra los diputados cordobeses que responden al gobernador Schiaretti, quienes adelantaron que aconpañarán con su voto el despacho de mayoría que aprobará el Frente de Todos en la sesión del viernes.

«Como una paradoja de este país donde el rico se hace cada vez más rico, y mas aun cuando es ‘amigo’ del poder, el Congreso nacional se apresta a votar por mayoría, una Ley de Moratoria fiscal, hecha a medida para Cristóbal López, que le debe al fisco mas de 10 mil millones de pesos», señaló el radical.

El dirigente de la UCR cordobesa cuestionó que «Schiaretti acompaña desde Córdoba, dando el aval al deudor fiscal más grande del país, que afronta un juicio penal junto con Echegaray (ex titular del AFIP) por una maniobra defraudatoria contra el fisco y a quien le rechazan desde AFIP actualmente toda maniobra fraudulenta para hacer planes de pagos de empresas de un grupo multimillonario, que pretende hacer pasar por pequeñas e insignificantes PYMES».

Nicolás remarcó que «los legisladores nacionales de Schiaretti son parte de esta estafa a todos los argentinos. Cordoba por la necesidad de asistencia financiera por parte de la Nación esta arrodillada ante la presión kirchsnerista».