Por unanimidad, el Senado aprobó la reestructuración de los bonos de deuda emitidos bajo ley argentina

Sesión especial remota del Senado de la Nacion (Foto: Sofía Areco / Comunicación Senado).

País (30/7/20). El oficialismo modificó el dictamen aceptando una propuesta de la oposición referida a la denominada cláusula Ruffo. Antes de esto, por 40 votos contra 30, el Senado convirtió en ley la regulación del teletrabajo. 

Con 67 votos afirmativos, el Senado de la Nación aprobó -por unanimidad- el proyecto de reestructuración de la deuda pública instrumentada en títulos emitidos bajo ley de la República Argentina. Ahora, la iniciativa pasa a Diputados para su sanción definitiva.

El proyecto del Ejecutivo propone un tratamiento similar a la oferta realizada a los acreedores bajo ley extranjera. Se trata de títulos públicos por un monto de 41.714 millones de dólares.

El miembro informante de este proyecto remitido por el Poder Ejecutivo fue el senador por Córdoba, Carlos Caserio (Frente de Todos)

El parlamentario destacó que su bloque está convencido de que “la única forma de pagar esta deuda es creciendo económicamente”. Afirmó que se estaba hablando “del 34% del total de la deuda. Que otro 30% de la deuda se encuentra en dólares bajo jurisdicción extranjera y que otro 30% de la deuda estaba en pesos con organismos internacionales”.

Caserio advirtió que al final del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner la deuda externa representaba “el 52,6% del Producto Bruto Interno mientras que a diciembre de 2019, fin del mandato del gobierno anterior, la deuda llegaba al 90% del PBI”.

En este sentido, el peronista cordobés remarcó que “el gobierno anterior no sólo duplicó el volumen de la deuda sino que también acortó los plazos de los vencimientos”. 

En el discurso de cierre, el senador por Formosa, Luis Naidenoff (Juntos por el Cambio) adelantó, tal como lo había enunciado antes de su intervención, el senador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Martín Losteau (JxC), que su bancada “iba a acompañar” la iniciativa.

Dijo que este tema “trasciende a un gobierno” y que ésto no implica no advertir “la demora del gobierno en estos siete meses para resolver el tema”.

“Dar previsibilidad es muy importante para despejar dudas sobre la renegociación de la deuda”, acentuó el radical formoseño, al tiempo que criticó al ministro de Economía, Martín Guzmán, “por no estar presente en ninguna de las reuniones que, para analizar el tema, se realizaron en la Comisión de Economía”.  

Naidenoff cuestionó al gobierno nacional por la dilación “en resolver el tema de la deuda” y que “desde la pandemia a hoy el déficit se cubrió con emisión monetaria”. Así fue que señaló que “el Banco Central cedió al Tesoro 1.115 billones de pesos. Lo que representa el 78% del dinero circulante en manos del público. Ese circulante se disimula con letras. Por eso dicen que el circulante aumentó en un 37 por ciento”. 

El jefe de la bancada oficialista, senador por Formosa, José Mayans (FdT) afirmó que en la materia de la deuda, “es imprescindible que se informe del momento que estamos pasando”. Así fue que subrayó que “el gobierno asumió prácticamente en default y con una gran injusticia social”.

El peronista destacó que “se está hablando de un monto de 100 mil millones de dólares” y que “la gestión económica está promoviendo un ahorro, en la negociación de la deuda externa, de unos 40 mil millones de dólares”.  Recordó que a 2015, “el PBI llegó a unos 620 mil millones de dólares”.

Mayans señaló que cuando asumió el nuevo gobierno “la relación deuda-PBI está en una relación cercana al 90%. Algo insostenible”. Dijo que con las Letras “Lebac, el gobierno anterior duplicó la base monetaria” y que luego de ello “los resultados están a la vista. Millones de argentinos en pobreza extrema”. 

Reestructuración de la deuda local

El proyecto, enviado por el Poder Ejecutivo, habilita al Gobierno a reestructurar los bonos de deuda emitidos bajo legislación argentina.

Según la iniciativa, los tenedores de los Títulos Elegibles que no adhieran a la invitación a canjear continuarán con sus pagos diferidos hasta el 31 de diciembre del año próximo.

El proyecto destaca que la capacidad de repago de Argentina «está relacionada tanto con el crecimiento sostenible a largo plazo -condición que a su vez depende de la capacidad de la economía de expandir la producción de bienes comerciables-, como con los compromisos que se han asumido en la oferta realizada para la reestructuración de la deuda pública emitida bajo ley extranjera».

«De igual modo el volumen de deuda y la tasa de interés promedio que surge de la reestructuración, en uno y otro caso, es compatible con el sendero de superávits primarios que se plantean en el escenario, de manera que en el largo plazo las relaciones deuda-producto se estabilice, garantizando la sostenibilidad».