La izquierda rechazó la moratoria impositiva aprobada por el Frente de Todos

País (1/8/20). Desde el Frente de Izquierda se advirtió que implica «una transferencia de recursos desde los trabajadores hacia los capitalistas”.

La diputada Romina Del Plá (Partido Obrero-FIT) votó en contra del proyecto de moratoria ampliada que anoche -cerca de la madrugada- aprobó el oficialismo en la Cámara baja del Congreso.

“Nuestro rechazo es coherente, ya que votamos en contra de la Ley de Solidaridad que ahora se está modificando, pero además entendemos que es un paquete con la ampliación del Presupuesto, que nunca se votó y ahora se amplía con una orientación: la transferencia de recursos desde la población trabajadora hacia las grandes empresas», destacó.

En este sentido, la parlamentaria de la bancada de izquierda afirmó que «es una orientación de subsidios al capital, con recursos que no se están colocando en un reforzamiento del sistema de salud y en sostener a los que no tienen ingresos”.

Del Plá cuestionó que «hay todo un sector al que, en lugar de ponerlo en la moratoria, se tendría que eximir de impuestos, por ejemplo, los monotributistas de las categorías más bajas y los pequeños comerciantes».

En referencia a la «amnistía» para Oil Combustible y Cristóbal López, que fue el punto central de al queja del arco opositor, la dirigente del PO aseguró que es «un escándalo».

“Los agentes de retención, es decir, los que cobraron el IVA que pagó el jubilado, la ama de casa y el desocupado, y que no lo colocaron, ahora obtienen 120 cómodos meses para pagarlo. Las patronales que se quedaron con los aportes de los trabajadores, y que se financiaron con eso, tienen 60 meses», resaltó.

Por útlimo, Del Plá manifestó que “las medidas de reactivación económica, que por supuesto hacen falta en una crisis que preexiste a la pandemia y se agravó, deben ser sobre la base de una reorganización económica integral: el rechazo a la deuda usuraria y fraudulenta, el impuesto a las grandes rentas y fortunas, la obra pública, poniendo los recursos al servicio de las verdaderas mayorías nacionales y no de los negociados empresarios con financiamiento estatal».

Sobre esta base, la diputada enfatizó que las transferencias de recursos deben estar dirigidas a los trabajadores, jubilados y desocupados y no a los sectores capitalistas.