Juntos por el Cambio fue a la Justicia para pedir la nulidad de la última sesión en Diputados

País (7/9/20). Los jefes de las bancadas que conforman el interbloque opositor -Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC-ARI)- consideraron que se trató de «un atentado a la democracia».

El interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio presentó este lunes un amparo para intentar que la Justicia declare nula la sesión del pasado miércoles, luego del escándalo con el oficialismo por el protocolo de sesiones virtuales.

«Venimos a promover acción de amparo contra el Estado Nacional/Honorable Cámara de Diputados de la Nación (…) con el objeto de que (…) declare la nulidad absoluta e insanable de la decisión de labor parlamentaria de fecha 1° de septiembre de 2020, que dispuso la prórroga del protocolo de funcionamiento de parlamentario remoto, aprobado el 13 de mayo de 2020», señaló la coalición opositora en su presentación judicial.

La nulidad que reclama Juntos por el Cambio también alcanza a «la sesión especial llevada adelante por medios remotos ese mismo día 1° de septiembre», como además de «los actos producidos por el Presidente de la Cámara (Sergio Massa) que consideró ausentes en la sesión a los diputados de ese interbloque.

«Es de público y notorio que estábamos presentes en el recinto, en cumplimiento de nuestras funciones, ya que el protocolo citado había caducado el 7 de agosto pasado», advirtió la bancada parlamentaria en la presentación realizada por el presidente del interbloque Mario Negri, con las firmas también de Cristian Ritondo, Maximiliano Ferraro, Pablo Tonelli, Gustavo Menna y Mariana Stilman.

En el amparo, los legisladores del frente opositor plantearon que el oficialismo, al prorrogar el protocolo de funcionamiento remoto del cuerpo sin el consentimiento de Juntos por el Cambio, vulneró sus derechos como diputados nacionales.

En ese sentido, consideraron que se trató de «uno de los episodios de mayor gravedad institucional que registra nuestra historia y que ha herido la democracia argentina».

Los diputados sostuvieron que este conflicto puede ser dirimido por la Justicia atento a la jurisprudencia vigente que, sostienen, «admite la revisión judicial del trámite de sanción de las leyes y, en particular, en lo que hace al cumplimiento del Reglamento dictado por la Cámara de Diputados de la Nación a tal efecto».

«El Reglamento de la Cámara de Diputados solo contempla la deliberación presencial en el recinto ubicado en el Congreso de la Nación Argentina. Sin embargo, los 90 diputados de Juntos por el Cambio que nos hicimos presentes en el recinto para sesionar fuimos tenidos como ausentes por el Presidente de la Cámara, llevándose adelante la sesión en forma absolutamente irregular y en violación de las disposiciones del Reglamento que nos rige», denunciaron los parlamentarios de la UCR, el PRO y la Coalición Cívica a través del escrito.

Con la denuncia, JxC redobló la apuesta, al sostener que «se aplicó el Protocolo que había sido inconstitucionalmente prorrogado y se consideró presentes a quienes se encontraban conectados a través de un sistema remoto que ya no estaba vigente».