Proyecto de ley de Máximo Kirchner que prohíbe el cambio de uso del suelo donde se haya incendiado bosque nativo

País (2/10/20). La iniciativa del jefe de la bancada oficialista en Diputados, persigue el objetivo de desalentar la especulación inmobiliaria y financiera.

El proyecto de ley del diputado nacional Máximo Kirchner (Frente de Todos), recibió el apoyo de legisladores de la bancada oficialista, como es el caso de los cordobeses Pablo Carro y Eduardo Fernández, entre otros.

A su vez, la iniciativa cosechó el respaldo de parlamentarios de otros bloques aliados: Eduardo Bali Bucca (bloque Justicialista), José Luis Ramón (bloque Unidad y Equidad Federal), Ricardo Wellbach (bloque Frente de la Concordia Misionero), Graciela Camaño (bloque Consenso Federal) y Luis Di Giacomo (bloque Juntos Somos Rio Negro), rubricaron el proyecto como cofirmantes.

El proyecto de ley de “Protección de ecosistemas que puedan ser víctimas de incendios» implica una reforma a la Ley 26.815 de Manejo del Fuego, por la que se prohíbe realizar modificaciones en el uso de las superficies afectadas por incendios. Estos cambios implican cambios en la actividad agrícola, emprendimientos inmobiliarios o cualquier otro tipo de actividad que sea distinta al uso y destino que la superficie tenía al momento de iniciarse el fuego, se advierte en el texto.

Al respecto, uno de los incisos indica la prohibición de la división, subdivisión, loteo, fraccionamiento o parcelamiento, total o parcial, o cualquier otro emprendimiento inmobiliario, distinto al arrendamiento y venta, de tierras particulares.

La iniciativa busca que dichas disposiciones se extiendan por el término de 60 años en el caso de bosques nativos o implantados, áreas naturales protegidas y humedales, y de 30 años en el caso de zonas agrícolas, praderas, pastizales o matorrales.

Además, en el caso de tratarse de bosque nativos, estas prohibiciones podrán ser extendidas por más tiempo de acuerdo a lo que indique el Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de cada provincia.

En este plano, Carro afirmó que “el objetivo de este proyecto no es sólo proteger aquellos ecosistemas que puedan ser víctimas de incendios y garantizar las condiciones para la restauración de las superficies, sino también desalentar los incendios intencionales y la especulación financiera e inmobiliaria«.

«Lo que estamos viviendo en Córdoba, así como en otras regiones del país, no tiene precedentes. Lo que estamos perdiendo no tiene precio”, acentuó.

En tanto, Fernández destacó que el propósito de la iniciativa oficialista de «proteger ecosistemas que puedan ser víctimas de incendios y evitar la especulación financiera e inmobiliaria sobre esas tierras».

«En caso de incendios en bosques nativos o implantados, áreas naturales protegidas y humedales, la iniciativa prohíbe por 60 años modificar el uso del suelo, los emprendimientos inmobiliarios y cualquier actividad agrícola distinta al uso y destino que tenía al momento del incendio», advirtió.

El diputado cordobés agregó que «en caso de incendios de zonas agrícolas, praderas, pastizales o matorrales, prohíbe por 30 años realizar emprendimientos inmobiliarios y cambios en el uso de la superficie».

La intención de la bancada oficialista es abrir la participación a todos los sectores involucrados y espacios políticos en el debate en comisiones para su análisis en profundidad y ser enriquecido antes de su tratamiento en el recinto de la Cámara baja del Congreso.