CFK descartó “tarifazo” en las subas de agua y gas

CFK 27 de marzoNacionales. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó que la “reasignación de subsidios” es una medida “equitativa”, para que el país siga “creciendo en forma ilimitada”. Además, exhortó a los industriales a «cuidar el modelo» económico, lo hizo en el marco de un acto de entrega de créditos para Pymes y aportes a parques industriales, que se realizó en la Residencia de Olivos.

La jefa de Estado justificó la medida anunciada por Kicillof y De Vido que representa fuertes subas en las tarifas de agua y gas. A su vez, aseguró que “no tienen nada que ver con un tarifazo”.

El gobierno rotuló la quita de subsidios como un programa de reasignación de subsidios y consumo responsable en gas y agua. En la práctica, consistirá en una quita al usuario que no logre una reducción del 20 por ciento del consumo.

Cristina Fernández de Kirchner afirmó que con la reducción de subsidios a las tarifas de agua y gas se busca una “racionalización en el uso de la energía”. Y reclamó que “la industria escuche el mensaje” y mantenga su nivel de actividad, por el hecho de haber sido un sector excluido de la medida.

En ese sentido, se dirigió a los industriales argentinos, solicitándoles que “nos ayuden a cuidar el modelo, a que siga creciendo este país, que es el mismo país que el de ellos”.

Respecto a la decisión de que la reducción de subsidios a las tarifas de gas y agua, no afectará al sector industrial, la primera mandataria expresó que “lo hacemos con la firme voluntad de mantener el crecimiento de la industria”. Por ello, reclamó: “Que la industria escuche el mensaje, para que tengan, no un mensaje de agradecimiento a la presidenta o a los ministros, sino a los millones de usuarios y consumidores que son los que la mantienen”.

Acto_Cristina_Fernández_de_KirchnerAsimismo, CFK explicó que “la industria consume tanto o más que los domicilios y le vamos a mantener la totalidad del subsidio, para que sean competitivos para el mercado interno y para exportar. Por eso queremos un ida y vuelta de los industriales”.

Vamos a hacer un seguimiento, porque Perón decía que ´todos los hombres son buenos, pero si se los controla son mejores´”, aseguró la jefa de Estado y añadió: “Queremos cuidar a este hijo; yo me siento un poco la madre del país, me siento muy responsable de lo que le pasa a los 40 millones de argentinos”.

Destacando que la situación no es la misma que la del 2003, cuando “una parte muy importante del salario a la gente se le iban en tarifas, que estaban dolarizadas”, la presidenta sostuvo que en los últimos diez años “millones de argentinos han visto mejorar año tras año su capacidad de consumo”. Resaltó que “millones de argentinos pudieron comprar un auto, un aire acondicionado. Eso hizo crecer la energía a un ritmo de 9 o 10 por ciento por año. Esto no ocurre en ningún lugar del mundo”.

En este contexto, aseveró que “el uso racional de la energía también nos importa. A nosotros nos importa que se ahorre un 1 por ciento más de energía, que cobrar un 1 por ciento más de tarifa. Esto no tiene nada que ver con un tarifazo”.

En el acto realizado en la Residencia de Olivos, la jefa de Estado estuvo acompañada por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, y el secretario Pyme, Ignacio Roura.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.